El presidente de Somalia suspende al primer ministro en medio del conflicto electoral

·3  min de lectura

El presidente de Somalia, Mohamed Abdullahi Mohamed, anunció el lunes que suspendió al primer ministro Mohamed Hussein Roble, un día después de que los dos se enfrentaran sobre las esperadas elecciones en el conflictivo país africano.

"El presidente decidió suspender al primer ministro Mohamed Hussein Roble y retirarle sus poderes porque está vinculado (a casos de) corrupción", dijo la oficina presidencial en un comunicado, en el que acusó al responsable suspendido de interferir en la investigación de un caso de apropiación de terrenos.

Mohamed Hussein Roble respondió inmediatamente acusando al presidente de buscar un "golpe de Estado contra el gobierno, la Constitución y las leyes del país".

"Como, aparentemente, el presidente decidió destruir las instituciones gubernamentales (...) Ordeno a todas las fuerzas nacionales somalíes que trabajen bajo el liderazgo de la oficina del primer ministro a partir de hoy", declaró Roble durante una conferencia de prensa desde su sede, donde pudo ingresar a pesar de la fuerte presencia militar en el exterior.

Las relaciones entre el presidente, conocido como Farmajo, y Roble han sido tensas, y su último enfrentamiento generó temores por la estabilidad de Somalia, que lucha contra la insurgencia yihadista.

El sábado, Farmajo decidió retirarle la tarea encomendada de organizar las elecciones y reclamó la creación de un nuevo comité para "corregir" los problemas.

El presidente pidió que se realice una conferencia consultativa, que reúna al gobierno federal, a los Estados somalíes y a las autoridades de la capital, Mogadiscio, para encontrar "un líder competente" que lleve a cabo el proceso electoral.

Los dos responsables han cruzado acusaciones en los últimos días. Roble denunció que el presidente no quiere celebrar "unas elecciones creíbles".

"El primer ministro está decidido a no dejarse disuadir por nadie en el cumplimiento de sus deberes nacionales en orden de liderar al país a elecciones que allanarán el camino a una transferencia pacífica del poder", afirmó un comunicado difundido por la oficina de Roble.

- EEUU, "profundamente preocupado" -

Presidente desde 2017, Farmajo vio como expiraba su mandato el 8 de febrero sin haber podido encontrar un entendimiento con los dirigentes regionales para organizar elecciones.

Somalia no ha celebrado elecciones directas en 50 años y tiene un complejo sistema indirecto. Y la organización de comicios se ha visto afectada en los últimos meses por varias circunstancias.

En abril, combatientes progobierno y opositores se enfrentaron a tiros en las calles de Mogadiscio, después de que Farmajo extendiera por dos años su período de gobierno sin celebrar elecciones.

La crisis constitucional fue aplacada cuando Farmajo dio marcha atrás en su decisión y Roble negoció un calendario electoral.

Pero en los meses siguientes, la rivalidad entre ambos políticos afectó nuevamente la votación.

Farmajo y Roble accedieron a hacer las paces en octubre y llamaron conjuntamente a acelerar el proceso electoral.

El domingo, el gobierno de Estados Unidos afirmó que estaba "profundamente preocupado por las continuas postergaciones y las irregularidades de procedimientos que han minado la credibilidad del proceso" electoral.

Varios analistas señalan que la disputa política distrae a Somalia de sus problemas más importantes, como la insurgencia del grupo Al Shabab.

Ese movimiento, aliado de Al Qaida, fue expulsado de Mogadiscio hace diez años pero todavía controla zonas rurales y lleva a cabo ataques mortales.

str-amu/mas-mar/jvb/eg

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.