Presidente sirio se reúne con dirigentes iraníes en Teherán

·2  min de lectura
En esta fotografía publicada por el sitio web oficial de la oficina del líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei (derecha) estrecha la mano del presidente sirio Bashar Assad, en Teherán, Irán, el domingo 8 de mayo de 2022. (Oficina líder supremo iraní vía AP) (ASSOCIATED PRESS)

TEHERÁN, Irán (AP) — El presidente sirio Bashar Assad se reunió con dirigentes iraníes en Teherán el domingo, de acuerdo con reportes de los medios de comunicación estatales iraníes, lo que supone su segundo viaje a Irán, su principal aliado para el combate, desde que estalló la guerra civil en Siria en 2011.

Nour News, un sitio web cercano al Consejo Superior de Seguridad Nacional de Irán, reportó que Assad se reunió con el líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, y con el presidente Ebrahim Raisi. Señaló que los líderes elogiaron los fuertes vínculos entre sus naciones y se comprometieron a impulsar aún más las relaciones. Se informó que Assad salió de Teherán rumbo a Damasco el domingo más tarde.

“Todo el mundo mira ahora a Siria como una potencia”, dijo Jamenei a Assad en la reunión, según la agencia de noticias semioficial iraní Tasnim, que se cree que es cercana a la poderosa Guardia Revolucionaria paramilitar del país. “El respeto y la credibilidad de Siria es ahora mucho mayor que antes”.

Assad, por su parte, dijo que las sólidas relaciones entre Irán y Siria servían de baluarte contra la influencia de Israel en Medio Oriente.

“Las relaciones estratégicas entre Irán y Siria se deben a la falta de dominación del régimen sionista en la región”, dijo Assad, citado por Nour News.

Los medios de comunicación iraníes publicaron fotos de Assad estrechando calurosamente la mano de Jamenei y sonriendo junto a Raisi.

Assad rara vez ha viajado al extranjero desde que la represión de su gobierno a los movimientos civiles en Siria en 2011 desembocó en una devastadora guerra civil y lo convirtió en un paria mundial.

Ha visitado a sus principales patrocinadores, Rusia e Irán, y a principios de este año realizó su primer viaje a los Emiratos Árabes Unidos desde que inició el conflicto, lo que supone la señal más clara de que el mundo árabe está dispuesto a reanudar su relación con el presidente, que antes era ampliamente rechazado, mientras los estados árabes tratan de reducir la creciente influencia de su enemigo chiíta en Siria.

Teherán ha proporcionado al gobierno sirio miles de millones de dólares en ayuda y ha enviado a combatientes respaldados por Irán a luchar junto a sus fuerzas, una ayuda que, junto con el poder aéreo ruso, ha contribuido a inclinar la balanza en favor de Assad.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.