El presidente serbio anuncia que reforzará la vía del país hacia la UE

·2  min de lectura

Belgrado, 6 may (EFE).- El presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, reafirmó hoy la orientación de su país hacia la Unión Europea (UE), en la que aspira a integrarse, y aseguró que en adelante proseguirá esa vía con más determinación.

"Iremos con más fuerza que antes por la senda hacia la Unión Europea y lucharemos por el lugar de Serbia en la familia de los pueblos europeos", declaró Vucic en una rueda de prensa televisada.

El presidente aludió a los sondeos de opinión más recientes, que revelan una importante caída del apoyo de la población serbia al ingreso en el club comunitario, hasta quedar por primera vez en minoría.

Según la encuesta, solo el 35 % está a favor de la adhesión a la UE, frente a un 44 % que se manifiesta en contra.

Vucic aventuró que esta evolución puede deberse a las crecientes presiones sobre Serbia para que reconozca la independencia de su antigua provincia de Kosovo y para que se sumen a las sanciones contra Moscú por su agresión contra Ucrania.

Rusia es un estrecho y tradicional aliado de Serbia.

El presidente insistió, no obstante, en que la opción europea es la mejor para su país.

"Serbia estará más firme en la senda europea a pesar de las cifras (del sondeo)", por lo que continuará con las reformas que exige Bruselas, "por intereses propios y por el futuro de los niños".

Recordó los fuertes lazos económicos que ya vinculan al país balcánico con los Veintisiete, pues más del 60 % del comercio exterior de Serbia (30.800 millones e euros) tiene lugar con la UE.

Además, las compañías y otras entidades de países de la Unión emplean de forma directa o indirecta a 300.000 ciudadanos serbios.

Vucic vaticinó que las presiones para que el país reconozca la independencia de Kosovo se intensificarán.

En este contexto, admitió que una reciente declaración del presidente ruso, Vladimir Putin, en la que comparó el destino la antigua provincia serbia (Kosovo) con las regiones separatistas ucranianas de Donetsk y Lugansk, "ha empeorado la situación".

Putin aseguró que Kosovo fue un precedente ya que la Corte Internacional de Justicia dictaminó en 2010 que no violó el derecho internacional al declarar la independencia, en febrero de 2008.

Según Vucic, Serbia estará bajo presiones de Occidente -que en su mayoría reconoce la independencia de Kosovo- para que Putin no pueda usar la argumentación de Kosovo para justificar su ataque a Ucrania.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.