El presidente del Senado de Brasil duda sobre la gestión del canciller Araújo

Agencia EFE
·2  min de lectura

Brasilia, 25 mar (EFE).- El presidente del Senado brasileño, Rodrigo Pacheco, expresó este jueves las dudas que existen en torno a la gestión del canciller, Ernesto Araújo, y dijo que son necesarios "cambios" en la política exterior, sea con "ese u otro ministro".

Pacheco pareció sumarse así a las presiones que existen en los más diversos sectores ideológicos por la renuncia o destitución de Araújo, a quienes muchos legisladores acusan de haber creado roces en las relaciones con China, Estados Unidos o la India, países que son considerados claves para el acceso a las vacunas anticovid.

La dimisión de Araújo, de hecho, fue pedida por varios senadores este miércoles, durante una audiencia en una comisión legislativa en la que el ministro explicaba la actuación de su despacho frente a la pandemia, en el mismo momento en que se informaba que Brasil había superado las 300.000 muertes por coronavirus.

"Hay de hecho una frustración, que fue expresada en forma muy evidente, en relación a la política exterior" del Gobierno del presidente Jair Bolsonaro, dijo Pacheco en rueda de prensa.

Según el jefe del Senado, "más allá de la personificación o del trabajo especifico de un canciller, lo que se tiene que cambiar es la política externa de Brasil", que debe "ser mejorada" a fin de que el país "está más presente en un ambiente de diplomacia" global.

Pacheco no respondió directamente en relación a las presiones en favor de la salida de Araújo, pero dio a entender que apoyaría su sustitución.

"Esa cuestión de salida o entrada de ministros, considero que depende del Presidente de la República y que él habrá de tomar las mejores decisiones para poder mejorar al Gobierno", indicó.

Pero Pacheco fue un poco más allá y agregó que "las críticas son a la política externa de Brasil y le cabe al Presidente decidir el mejor nombre para ser canciller. Si es ese u otro ministro", dijo.

La gestión de Araújo ha sido criticada en los últimos tiempos hasta por parlamentarios de la base oficialista, que no han visto con buenos ojos sus constantes fricciones con importantes socios comerciales de Brasil, como son Estados Unidos y China.

En el caso de Estados Unidos, el ministro, al igual que el propio presidente Bolsonaro, respaldó públicamente el intento de reelección de Donald Trump y hasta puso en duda la limpieza de los comicios ganados finalmente por el actual mandatario, Joe Biden.

En cuanto a China, Araújo tuvo roces directos con el embajador de Pekín en Brasil por unos comentarios que cuestionaban la eficacia de las vacunas anticovid elaboradas en ese país y aludían al origen del virus, detectado por primera vez en la ciudad china de Wuhan.

(c) Agencia EFE