El presidente del Senado de Bolivia acusa a un líder ciudadano del contagio de la covid-19 en su región

Agencia EFE
·2  min de lectura

La Paz, 15 mar (EFE).- El presidente del Senado de Bolivia, el oficialista Andrónico Rodríguez, anunció este lunes que presentará una denuncia en contra de un líder de una agrupación ciudadana por "atentado contra la salud" por supuestamente llevar personas infectadas con el coronavirus SARS-CoV-2 al trópico de Cochabamba.

Rodríguez en una conferencia de prensa en La Paz, presentó este lunes un audio en el que supuestamente el líder de la Resistencia Juvenil Cochala (RJC) Yassir Molina, quien fue aprehendido el fin de semana, señala que dos "infiltrados" con coronavirus fueron al trópico de Cochabamba, el bastión político y sindical del expresidente Evo Morales, para infectarlos.

En el audio presentado por Rodríguez supuestamente se escucha la voz de Molina indicando que la "covid está haciendo su trabajo" y que "los dos infiltrados que están enfermos van a contagiar a todos".

"Ya están nueve días, cuatro días más y van a empezar a tener más infectados", se escucha en el audio atribuido al líder de la Resistencia Juvenil Cochala.

Rodríguez sostuvo que esta situación "no solo es responsabilidad" de Molina, sino también del Gobierno interino de Jeanine Áñez que "con seguridad" sabía de esta situación, según el presidente del Senado.

Además, indicó que tienen responsabilidad el exministro de Defensa interino, Luis Fernando López y el exministro de Gobierno (Interior) transitorio, Arturo Murillo.

Con la prueba del supuesto audio, Rodríguez presentará una denuncia como dirigente del trópico de Cochabamba ante el Ministerio Público en contra de Molina por el delito de "atentado contra la salud pública".

"Este daño a la salud pública definitivamente no tiene reparo alguno", indicó sin dar más detalles de la data del audio y de los afectados.

Molina fue aprehendido el fin de semana en Cochabamba y fue trasladado a la ciudad de Sucre por un proceso en el que se investiga hechos ocurridos en octubre de 2020, cuando el líder con otros miembros llegaron hasta la Fiscalía General del Estado exigiendo la renuncia del fiscal general Juan Lanchipa, en el que se registraron daños en la institución.

El líder de la RJC, el grupo que ha sido calificado por el Gobierno de Luis Arce como "paramilitar", está acusado de organización criminal, tenencia, portación y uso de armas de fuego convencionales, atentado contra bienes públicos y privación de libertad, entre otros delitos.

Su aprehensión se realizó el sábado, el mismo día que detuvieron a la expresidenta transitoria Jeanine Áñez por el caso denominado "golpe de Estado".

(c) Agencia EFE