El presidente de El Salvador pide redoblar la prevención ante el paso de Iota

Agencia EFE
·2  min de lectura

San Salvador, 15 nov (EFE).- El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, pidió este domingo a las autoridades del país redoblar las medidas de previsión ante el posible paso del huracán Iota, que estaría entrando el lunes a Nicaragua, lo que podría generar abundantes lluvias.

"Hasta ahora, la proyección es que Iota termine como depresión tropical en El Salvador, una trayectoria mucho más desfavorable que Eta para nuestro país", público el mandatario en sus redes sociales.

Por lo anterior, el mandatario salvadoreño pidió "redoblar los preparativos", de prevención.

"Nuestra preparación debe ser el doble de la anterior", en referencia a las medidas de prevención implementadas por Eta, que dejó un fallecido y más de 2.200 albergados.

Las autoridades de Protección Civil del país elevaron este domingo de verde a amarilla la alerta a nivel nacional por la posibilidad de aumento de lluvias debido al huracán Iota.

Debido a la permanencia de lluvias, El Salvador se encontraba en alerta de prevención (verde) desde el pasado miércoles, tras permanecer el alerta máxima (roja) por las lluvias generadas por la tormenta Eta.

Las constantes lluvias de fuertes a moderada registradas en el país han saturado el territorio de humedad, por lo que las autoridades advierten la posibilidad de deslizamientos de tierra.

De acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes (NHC), Iota, que la madrugada de este domingo se intensificó hasta convertirse en huracán, se acerca este domingo hacia Nicaragua y Honduras, países azotados hace poco por otro ciclón y que ahora se alista para recibir el impacto de lo que en las próximas horas puede llegar a ser un huracán mayor de categoría 4.

Iota presenta vientos máximos sostenidos de 90 millas por hora (150 km/h) pero los meteorólogos del NHC vaticinan que para cuando se acerque a las costas de Nicaragua y el noreste de Honduras, posiblemente la noche del lunes, sea un huracán mayor, es decir de grado 3 o más en la escala Saffir-Simpson (de un máximo de 5)

La isla de Providencia, en el Mar Caribe, y una franja costera que va desde Sandy Bay Sirpi, en Nicaragua, hasta la hondureña Punta Patuca, están bajo aviso de huracán, y donde se esperan "vientos catastróficos", fuertes lluvias y marejada ciclónica.

Queda hasta el 30 de noviembre para que se acabe oficialmente la temporada de huracanes en el Atlántico.

(c) Agencia EFE