Presidente pide un Portugal "más justo" para aprovechar el ciclo de recuperación

·3  min de lectura

Lisboa, 5 oct (EFE).- Portugal debe ser un país "más inclusivo" y "más justo" para aprovechar el nuevo ciclo económico tras la pandemia, sostuvo hoy el presidente luso, Marcelo Rebelo de Sousa, quien pidió "eficacia y transparencia" en el uso de los fondos europeos de recuperación.

Portugal, dijo el presidente durante la ceremonia del Día de la República, no puede quedarse rezagado en el proceso porque puede ser una "oportunidad perdida".

Rebelo abogó para que "Portugal por una vez entre a tiempo, es decir los primeros, y no en medio o los últimos, en un nuevo ciclo económico" y recordó que ahora hay una financiación adicional que debe ser usada "con rigor, transparencia y eficacia".

"Esta vez, fallar en la entrada a tiempo es perder una oportunidad que puede no volver más", advirtió.

El presidente aprovechó su discurso también para insistir en que si el país no avanza hacia la inclusión no logrará vencer los desafíos de este nuevo ciclo ni erradicar una pobreza que se transmite de generación en generación.

"Son una pobreza y unas desigualdades no superadas incluso en años o décadas de crecimiento y convergencia económica", añadió Rebelo, y reivindicó la importancia de las migraciones en la construcción de la "identidad nacional"-

"El Portugal que somos nunca vencerá los desafíos de la economía y del conocimiento si no sabemos asumir sin traumas ni complejos que nuestra identidad nacional está hecha de la valorización de nuestros emigrantes repartidos por el mundo, cerca de seis millones, y de los inmigrantes, unos 600.000", apuntó.

El presidente luso, conservador, optó hoy por un discurso breve y moderado, aunque horas antes de la conmemoración se mostró más expresivo en una entrevista con una cadena de televisión local en la que no dudó en opinar que los próximos meses serán "decisivos" tras el cambio resultante de las recientes elecciones municipales.

"Las municipales tienen siempre una lectura nacional", afirmó el presidente, en alusión a los comicios del pasado 26 de septiembre en los que se impuso el Partido Socialista pero con una sangría de votos y una inesperada derrota en Lisboa tras 16 años de gestión.

"Los partidos tendrán que hacer su lectura", agregó Rebelo de Sousa, partidario de que se construya una "alternativa fuerte" al Gobierno del socialista António Costa.

Las relaciones entre el presidente y el primer ministro no atraviesan por su mejor momento después del último roce por la renovación del jefe de las Fuerzas Armadas, un "malentendido" que ha obligado al Gobierno a dar marcha atrás en su intención de colocar en el cargo al vicealmirante Henrique de Gouveia e Melo tras su éxito al frente de la campaña de vacunación.

Tampoco parece haber gustado mucho al presidente la polémica que rodea a Costa por la utilización de los fondos europeos como arma electoral durante la campaña de las municipales: los fondos "no son un monopolio del Partido Socialista, ni del Gobierno, son del país", zanjó en la entrevista.

La ceremonia por el 111 aniversario de la implantación de la República, en la sede del ayuntamiento de Lisboa, reunió a los principales dirigentes políticos del país.

Fue también una simbólica despedida para el alcalde de la capital, el socialista Fernando Medina, que dejará el cargo el próximo día 18 tras perder en las municipales frente al candidato conservador, Carlos Moedas.

La ceremonia se celebró en un recinto cerrado y con un nutrido número de invitados, un ejemplo de la nueva normalidad que vive Portugal tras la pandemia.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.