El presidente de Perú afronta nueva polémica tras cesar a jefes militares

·3  min de lectura

Lima, 8 nov (EFE).- El presidente de Perú, Pedro Castillo, tiene desde este lunes un nueva polémica abierta dentro de su Gobierno tras cesar a los comandantes generales del Ejército y de la Fuerza Aérea del Perú (FAP) justo después de que se negaran a ascender de manera indebida a militares recomendados por el mandatario.

Ambos comandantes, tanto José Vizcarra en el Ejército como Jorge Chaparro en la FAP, llevaban apenas tres meses en el cargo, ya que Castillo renovó en agosto la cúpula militar ni bien asumió el poder.

"Eran varios los recomendados y en diversos grados", aseguró este lunes Vizcarra a la emisora RPP Noticias, donde afirmó que se enteró de su cese por las noticias.

"Ni el ministro me lo comunicó, como dijo ayer en un medio de comunicación. Totalmente falso. Yo me enteré por las noticias y eso es totalmente indignante", añadió.

Vizcarra relató que las presiones para realizar los irregulares ascensos venían por parte del secretario general del Palacio de Gobierno, Bruno Pacheco, y del ministro de Defensa, Walter Ayala.

Cuando se enteraron que no había incluido a los recomendados en la nómina de ascensos, el ex comandante general del Ejército detalló que el ministro lo llamó para expresarle que el secretario del presidente "estaba incómodo".

Agregó que luego, en una reunión en el Palacio de Gobierno con Pacheco, este le exhortó que "todo se puede hacer si se quiere" y le exigió lealtad al presidente.

El general mencionó a los coroneles Sánchez Cahuancamo y Ciro Bocanegra como los casos más notorios y evidentes de las irregulares promociones que, según dijo, quería hacer Castillo.

"No tenían los puntajes correspondientes ni las atribuciones éticas y morales como para poder obtener el grado inmediato y superior", señaló Vizcarra.

"No les alcanzaba la nota por ningún motivo. Así quisiéramos ponerle una buena nota, tendría que ser algo exorbitante y a los predecesores en la lista 0,2 o 0,5. Eso era un tema que teníamos que defenderlo como sea", agregó.

Este lunes, tras una larga sesión extraordinaria del Consejo de Ministros, el ministro de Defensa aseguró que está evaluando su dimisión, mientras que en el Congreso se presentó un pliego de preguntas para que sea interpelado por el pleno del Parlamento.

Ayala lamentó, ante los periodistas, que se esté "politizando un tema donde están metiendo hasta el presidente" y negó que haya habido una interferencia en los ascensos.

Sin embargo, la Defensoría del Pueblo advirtió en un pronunciamiento que la ausencia de motivación suficiente sobre las razones del cese abrupto de los comandantes de las Fuerzas Armadas "sería contraria a los estándares establecidos por el Tribunal Constitucional".

El organismo defensor de los derechos en Perú recordó que la jurisprudencia impide al presidente cambiar los altos mandos militares a su antojo sin una resolución debidamente fundamentada "con argumentos de derecho y de hecho".

En ese sentido, la Defensoría requirió a la Fiscalía a iniciar una investigación ante la "gravedad" de la denuncia hecha por el ex comandante general del Ejército, ya que "los hechos descritos tendrían relevancia penal".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.