El presidente paraguayo niega una negociación con la hermana del líder del EPP

Asunción, 29 oct (EFE).- El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, dijo este sábado que no hubo "ningún tipo de negociación" en torno al criticado ingreso a una cárcel de mujeres del féretro del líder del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), Osvaldo Villalba, donde cumple condena su hermana Carmen Villalba, considerada una de las fundadoras de esa organización.

"Yo no coincido que hubo ningún tipo de negociación. Las decisiones las tomó el Ejecutivo", aclaró Abdo Benítez en una entrevista en el programa "La Lupa".

Medios locales indicaron que las autoridades presuntamente autorizaron la entrada del ataúd al centro penal ante una supuesta amenaza de amotinamiento por parte de Carmen Villalba, extremo que ya ha sido descartado por el Gobierno.

También se especuló sobre el posible traslado de la detenida a otro establecimiento de reclusión poco después de que diera el último adiós a su hermano, hecho que no se concretó después de que ella accediera a entrar a su celda, según declaró un encargado de la seguridad en la prisión capitalina.

El mandatario reiteró que se enteró por la prensa del episodio con el ataúd del abatido jefe guerrillero.

Relató que solicitó al personal de gabinete que contactara al entonces ministro de Justicia, Édgar Taboada, para que explicara lo ocurrido y, tras ser informado, solicitó la "renuncia de manera inmediata" del recién juramentado funcionario.

De igual forma, pidió la destitución de la directora del penal Buen Pastor, Marian Vázquez.

"Fue un error, yo ya pedí disculpas a las víctimas, porque considero que amerita, pero asumí la decisión de rectificar de manera inmediata", puntualizó.

Abdo Benítez se abstuvo de pronunciarse igualmente sobre un posible traslado de Carmen Villalba.

"Que quede o no ahí es una estrategia dentro del equipo de seguridad que tampoco voy a decir", alegó.

En todo caso, para el jefe de Estado, "fue un error garrafal que se cometió".

Por otra parte, destacó como un éxito de los militares de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) el haber abatido en combate a la "cabeza principal" del EPP, aunque admitió que esa victoria no garantiza que no haya terrorismo.

"Se van a mimetizar, habrá otras formas. La lucha contra el crimen organizado y contra el terrorismo va a seguir siendo un desafío del Estado paraguayo", admitió.

(c) Agencia EFE