El presidente paraguayo anuncia la autorización de México de la Covaxin india

Agencia EFE
·2  min de lectura

Asunción, 6 abr (EFE).- Paraguay, a la cola de la región en la inmunización contra la covid, podrá emplear las 100.000 vacunas donadas por India que mantenía almacenadas tras la autorización este martes del organismo regulador sanitario de México para el uso de emergencia de la Covaxin.

El anuncio de la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios de México (Cofepris) fue divulgado en su cuenta de twitter por el presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, cuyo Gobierno está siendo cuestionado por la lentitud de la campaña de vacunación, que de momento solo afecta al personal de blanco.

Por su parte, desde el Ministerio de Salud anunciaron una rueda de prensa este miércoles para informar del procedimiento a seguir a partir de ahora.

Las vacunas donadas por India, un total de 100.000 que llegaron la semana pasada, fueron puestas en cuarentena tras la prohibición de su uso en Brasil por la autoridad regulatoria de ese país.

El Gobierno paraguayo estaba pendiente de un certificado en sentido contrario por algún ente de otro país con interés en esa vacuna.

De la donación de India queda pendiente otra entrega de 100.000 vacunas, a lo que seguiría la compra de dos millones de Covaxin.

Abdo Benítez, del conservador Partido Colorado, estaba siendo criticado por haber apostado principalmente por el mecanismo Covax para recibir vacunas.

El país solo ha recibido 36.000 dosis de los 4,3 millones adquiridos a ese plataforma.

Este lunes, en una rueda de prensa, el mandatario dijo que su Gobierno trabaja en la búsqueda y adquisición de más remesas de vacunas contra el coronavirus, pero insistió en que no quieren "generar una falsa expectativa" ya que la compra no depende solo de los esfuerzos del Ejecutivo.

Y añadió que este jueves Paraguay espera recibir otras 20.000 vacunas Sputnik V, del millón que compró a Rusia y de las que solo se enviaron 4.000, también para los profesionales sanitarios.

El país acumula más de 4.400 fallecidos y más de 222.000 contagios, con un aumento de los casos en las últimas semanas que han saturado el precario sistema de salud pública.

El país comenzó este lunes un periodo de levantamiento de algunas restricciones tras la cuarentena impuesta durante la Semana Santa y los días previos para frenar la pandemia, en su segunda ola.

(c) Agencia EFE