El presidente de Paraguay pasará cumpleaños en cuarentena tras viaje a Bolivia

Agencia EFE
·2  min de lectura

Asunción, 9 nov (EFE).- El presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, prosigue su cuarentena de siete días tras regresar el domingo de Bolivia, donde asistió a la ceremonia de investidura de Luis Arce, un periodo que coincidirá con su cumpleaños este martes.

El jefe de Gabinete de la Presidencia paraguaya, Juan Ernesto Villamayor, dijo este lunes a los periodistas que esa situación excluirá de la agenda el tradicional saludo presencial al mandatario por esa celebración, cuando cumplirá 49 años.

"El presidente está en cuarentena, no va a ser posible el saludo y no va a ser posible la reunión. El presidente está en cuarentena y va a seguir en cuarentena. Son las normas", expresó Villamayor.

Abdo Benítez, del conservador Partido Colorado, cumple esa cuarentena en la residencia presidencial de Mburuvicha Róga, en el centro de Asunción, con base en el protocolo sanitario aprobado a finales de octubre por el Ministerio de Salud Pública, según informó la Presidencia.

El mandatario se acogió a la excepción incluida en el protocolo, de reducir la cuarentena a siete días, al someterse a la prueba del coronavirus 72 horas antes de su viaje a La Paz.

La fuente añadió que Abdo Benítez realizará la misma prueba al cumplirse semana de su retorno de la capital boliviana, donde estuvo acompañado del canciller, Federico González.

Durante su estancia en La Paz, Abdo Benítez se entrevistó con el presidente colombiano, presente también en la ceremonia de investidura de Arce, en una reunión en la que se trató el refuerzo de la agenda bilateral.

Las muertes en Paraguay a causa del coronavirus suman 1.490 desde marzo, cuando se detectaron los primeros casos, mientras que los positivos totalizan los 67.589, según el reporte de este domingo del Ministerio de Salud Pública.

El epicentro de la epidemia está en el departamento Central, el más poblado del país, y en Asunción.

Paraguay ha ido avanzando de fases de cuarentena hasta culminar en el reinicio de los vuelos comerciales y de las fronteras terrestres como Brasil.

(c) Agencia EFE