México ve posible solución a disputa energética, elogia nuevo "tono" de EEUU

·3  min de lectura
Imagen de archivo. El Secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, y el Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, en Bruselas, Bélgica.

Por Dave Graham

CIUDAD DE MÉXICO, 12 sep (Reuters) -México expresó el lunes la esperanza de poder resolver una disputa con Estados Unidos sobre la política energética del país latinoamericano al dar la bienvenida a una delegación de funcionarios estadounidenses y después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador suavizó su postura sobre el tema.

La disputa energética estalló en julio, cuando el gobierno estadounidense exigió conversaciones para la resolución de controversias con México, argumentando que un plan de López Obrador para reforzar el control estatal en el mercado era injusto para sus empresas.

La queja estadounidense, a la que Canadá se sumó de inmediato, es posiblemente la mayor disputa surgida en virtud del acuerdo comercial entre las tres naciones, el TMEC, desde que entró en vigor en 2020.

Si no se resuelve, podría conducir a la imposición de fuertes aranceles comerciales contra México, aseguran analistas.

Las autoridades dijeron que la disputa no fue un tema central en las conversaciones del lunes en Ciudad de México con funcionarios estadounidenses liderados por el secretario de Estado, Antony Blinken, aunque el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, expresó su optimismo de que se podría llegar a un acuerdo.

La secretaria de Economía de México, Tatiana Clouthier, subrayó el punto en una conferencia de prensa conjunta, diciendo que los dos gobiernos trabajarían para encontrar una solución.

López Obrador, quien ha presentado su política sobre energía como una cuestión de soberanía nacional, había respondido previamente al tema de forma desafiante, diciendo que defendería su planteamiento en el desfile militar del Día de la Independencia que se celebrará el próximo viernes.

Sin embargo, el lunes anunció que ya no se referiría al tema en su discurso del 16 de septiembre porque su homólogo estadounidense, Joe Biden, había respondido positivamente a sus preocupaciones.

"Hay un tono distinto. Hay una actitud de respeto. Mejor dicho, es la reafirmación del respeto a nuestra soberanía", señaló en su habitual conferencia de prensa diaria, aludiendo una carta que aseguró haber recibido de Biden.

REUNIÓN AMISTOSA Y PRODUCTIVA

Después de reunirse con los funcionarios estadounidenses, López Obrador dijo en Twitter que tuvo una reunión "productiva y amistosa" con Blinken y la secretaria de Comercio de Estados Unidos, Gina Raimondo.

Blinken y el presidente mexicano hablaron sobre los esfuerzos conjuntos para enfrentar el cambio climático al invertir en energía limpia y áreas como vehículos eléctricos, energía solar y producción de semiconductores, dijo el vocero del Departamento de Estado de estadounidense, Ned Price.

Estados Unidos y México cuentan con una de las relaciones comerciales más grandes del mundo, y los funcionarios destacaron que los esfuerzos para modernizar sus economías impulsarían el crecimiento y el empleo.

La secretaria de Comercio de Estados Unidos, Raimondo, dijo que su país y México han identificado áreas de colaboración en las cadenas de suministro.

"Lo mejor está por venir", aseveró, agregando que estaba "emocionada" con el progreso que las dos partes habían logrado en una variedad de temas, incluido el refuerzo de la seguridad energética.

(Con reporte adicional de Anthony Esposito y Kylie Madry en Ciudad de México y Simon Lewis en Washington; edición de Howard Goller y Aurora Ellis y Michael Perry; Traducido por Noé Torres)