Presidente de México reitera su compromiso con búsqueda de 43 estudiantes

Agencia EFE
·3  min de lectura

México, 12 ago (EFE).- Los familiares de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos en 2014 se reunieron este miércoles con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien se comprometió a seguir con la búsqueda tras quedar desacreditada la versión oficial del Gobierno de Enrique Peña Nieto.

El encuentro, que tuvo lugar en el Palacio Nacional, fue el segundo que mantuvieron desde que el 7 de julio pasado se anunció la identificación de los restos de uno de los estudiantes fuera del lugar donde según la versión del Gobierno anterior los habrían incinerado.

López Obrador, cuya primera decisión al asumir la presidencia en 2018 fue reabrir las investigaciones de este caso, reiteró este miércoles su compromiso de conocer la plena verdad de lo sucedido en la noche del 26 de septiembre de 2014.

"Hoy nos reunimos con madres y padres de los jóvenes desaparecidos de Ayotzinapa. El compromiso es por la verdad y la justicia. No claudicaremos", expresó el mandatario a través de redes sociales tras el encuentro.

El abogado de los familiares, Vidulfo Rosales, dijo a Efe que la reunión tuvo un "buen clima" ya que las palabras de López Obrador dieron "certidumbre de que la investigación va a ir en buen camino".

"El presidente dijo que de ningún modo va a cerrar el caso o a emitir una conclusión prematura, sino que va a verificar un esclarecimiento pleno que satisfaga a los padres y madres", explicó Rosales.

Las familias de los desaparecidos también aprovecharon el encuentro para pedir "celeridad" en los procesos penales contra exfuncionarios que participaron en la investigación anterior.

Según Rosales, el Gobierno les garantizó que "está trabajando en la extradición" de Tomás Zerón, jefe de la policía de investigación durante el caso Ayotzinapa, quien está acusado de torturar a testigos y presuntamente se encuentra en Canadá.

En la reunión participaron unos 50 familiares de los desaparecidos así como la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, y el fiscal especial para el caso Ayotzinapa, Omar Gómez Trejo.

Según la polémica versión oficial, conocida como "verdad histórica", los 43 estudiantes de la escuela para maestros de Ayotzinapa fueron detenidos por policías corruptos en Iguala (sureño estado de Guerrero) y entregados al cártel Guerreros Unidos, que los asesinó e incineró en un vertedero de basura del municipio de Cocula.

No obstante, esa "verdad histórica" fue cuestionada por los familiares y por una investigación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y su Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) que señaló que los cuerpos no pudieron ser quemados en ese lugar.

El mes pasado, el fiscal especial Gómez Trejo anunció el fin de la "verdad histórica" tras identificar restos del estudiante Christian Alfonso Rodríguez en Cocula, pero lejos del basurero.

La identificación de Rodríguez es el primer gran logro de la Comisión para la Verdad creada por López Obrador y de la Fiscalía en este último año y medio, en el que se ha ordenado la detención de decenas de policías y funcionarios que manipularon las pesquisas del caso durante el Gobierno anterior.

México acumula desde 1964 a la fecha al menos 73.201 personas desaparecidas y 3.978 fosas clandestinas.

(c) Agencia EFE