Presidente de México llega a Guatemala para tratar migración

·4  min de lectura

CIUDAD DE GUATEMALA (AP) — El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador habló en Guatemala con su homologo Alejandro Giammattei sobre migración, soberanía y cooperación aduanera, entre otros temas, al comenzar el jueves su gira por varios países centroamericanos y Cuba.

López Obrador ofreció dos proyectos: Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro. Con el primero pretende llevar empleos a través de reforestación en comunidades indígenas y fronterizas y así desalentar la migración, y el segundo vincula a personas que no estudian ni trabajan con empresas u otros negocios para que desarrollen capacidades laborales.

Guatemala es la primera escala en su gira por El Salvador, Honduras, Belice y Cuba.

“Como ustedes saben tras un período oscuro y decadente en el que México se ausentó de América Latina hoy el gobierno que presido tiene la convicción y el propósito de participar en la construcción de un futuro común para nuestra región con pleno respeto a las soberanías y características propias de cada pueblo y cada país”, dijo Lopez Obrador en una declaración conjunta.

Guatemala y México comparten una frontera de 574 kilómetros en la que el principal tema de conflicto ha sido los miles de migrantes que a diario arriban allí huyendo de la pobreza, el hambre y la violencia.

“La raíz común de los principales problemas que nos aquejan es la misma: la pobreza, la desigualdad, la frustración del campo, la desintegración social, la marginación y la negación histórica de derechos efectivos para las mayorías”, manifestó López Obrador.

“Estamos convencidos de que así, atendiendo las causas, los orígenes de la violencia, las bandas delictivas se irán quedando sin jóvenes a los cuales reclutar y que las personas podrán vivir en sus lugares de origen sin verse obligadas migrar y que la paz social podrá hacerse una realidad”, agregó.

Además del encuentro con Giammattei, se llevó a cabo una reunión bilateral que incluyó a secretarios y ministros de Estado de ambos países.

El canciller mexicano Marcelo Ebrard dio un adelanto en Twitter de los primeros acuerdos alcanzados en ella.

“México y Guatemala, pueblos hermanos. Inicia programa sembrando vida en el departamento de Chimaltenango, nuevo consulado en Petén, 25 mil guatemaltecos cotizarán en el IMSS, más conectividad aérea y terrestre entre ambos países. Entre principales avances de la reunión bilateral en curso”, señaló.

El canciller también dijo que el gobierno guatemalteco condecoró a López Obrador con la Orden del Quetzal que suele otorgar a sus visitantes.

Este es el tercer viaje internacional que López Obrador realiza en su sexenio.

El presidente mexicano criticó el que aún no se haya aprobado el apoyo financiero ofrecido por Estados Unidos para la región y evitar las migraciones.

“Llevamos cuatro años desde que estaba Donald Trump planteando que se apoye con 4 mil millones de dólares y hasta el día de hoy no hay nada, absolutamente nada”, manifestó.

Guatemala enfrenta críticas nacionales e internacionales por el deterioro del estado de derecho y la obstaculización de la lucha anticorrupción.

Un nuevo fiscal que investigó actos de corrupción fue detenido el jueves, con lo que ya suman más de cinco exfiscales detenidos y otros 22 operadores de justicia exiliados, los cuales han denunciado ataques en su contra por las investigaciones que realizaron en el pasado.

Más temprano, durante su conferencia matutina desde el estado mexicano de Puebla antes de partir a Guatemala, López Obrador adelantó algunos comentarios sobre la migración. Dijo que insistía en que haya inversión en América del Norte e integración en esa región.

“Esto va a requerir que se pueda ordenar el flujo migratorio porque es una paradoja, es una contradicción. Hace falta fuerza de trabajo, mano de obra en Estados Unidos y en Canadá. Se tiene en México, se tiene en Centroamérica, pero se contiene, se rechaza, se evitan que lleguen", dijo. Añadió también que debe ser un flujo migratorio ordenado y que “se puede lograr”.

Según el mandatario de México, en conversaciones con el presidente estadounidense Joe Biden en abril pasado, le informó que su gobierno mantiene buenas relaciones con sindicatos de Estados Unidos, lo que facilitaría que estos aceptaran que trabajadores mexicanos y centroamericanos laboren temporalmente en aquel país.

López Obrador también habló sobre el uso del tema migratorio en la campaña electoral estadounidense, y dijo que hablar de mal de los migrantes genera votos.

“Y allí va toda la campaña en contra de los migrantes, en contra de los mexicanos, la xenofobia. El gobernador de Texas diciendo que va a declarar que están siendo invadidos por los migrantes, por los mexicanos. Es una exageración, es muy deshonesto, es una desproporción. Yo entiendo que quieran los votos... (pero) nosotros no vamos a permitir que se ofenda a los mexicanos”, manifestó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.