Gobierno mexicano dialogará con empresas de autoabastecimiento energía

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, 27 abr (Reuters) -El gobierno de México comenzará a convocar el miércoles a las empresas de autoabastecimiento de energía afectadas por una polémica reforma de la legislación del sector eléctrico, que ha sido fuertemente cuestionada por firmas y gobiernos de países socios de la nación latinoamericana, como Estados Unidos.

Esas compañías dicen haberse visto afectadas por una decisión de la Suprema Corte que este mes avaló cambios a la Ley de la Industria Eléctrica (LIE), en un proyecto aprobado el año pasado en el Congreso e impulsado por el partido oficialista Morena para dar mayor control al Estado sobre el sector.

"Ayer tomamos la decisión en la tarde noche y hoy (miércoles) se va a empezar a convocarlos", dijo el mandatario. Liderarán las conversaciones los secretarios de Gobernación, Adán López, y Energía, Rocío Nahle, y el titular de la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett.

La nueva LIE, con los cambios avalados en el legislativo, establece que la CFE tendrá prioridad para subir su energía a la red, modificando el orden del despacho previo, basado en un criterio económico que favorecía la generación de renovables, muchas de ellas foráneas, por ser menos costosa.

"Lo que procede es presentar denuncias, pero antes de eso, queremos dialogar", advirtió el gobernante, un nacionalista en materia energética, quien estimó que se hablaría con entre 10 y 20 firmas generadoras de energía, así como una treintena de compañías que consumen el 60% de ella.

López Obrador asegura que de no cambiar la actual legislación que, según él, permitió contratos "leoninos", los precios de la energía eléctrica se habrían disparado, como sucede en algunos países europeos, aunque eso no ha pasado hasta ahora en México, que la subsidia desde hace años.

Algunos expertos opinan que la decisión de la Suprema Corte no evitará que la nueva LIE, que fue suspendida inicialmente en los juzgados por varios amparos, sea recurrida nuevamente en los tribunales locales, al margen del riesgo de que el contencioso termine en un arbitraje internacional.

El mandatario, conocido por su acrónimo AMLO, pretendía imponer cambios más profundos al sector a través de una reforma constitucional que fracasó en el Congreso al no lograr los dos tercios necesarios para cambiar la carta magna.

Estados Unidos ha cuestionado los cambios de AMLO al sector energético, argumentando que pueden poner en riesgo inversiones por más de 10,000 millones de dólares. El viernes, el presidente Joe Biden se reunirá virtualmente con su homólogo mexicano, en una charla donde podría ser analizado el asunto.

(Reporte de Raúl Cortés Fernández; Editado por Diego Oré y Lizbeth Díaz)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.