Presidente México admite persecución a militares, no respondieron para evitar muertos

·2  min de lectura
Imagen de archivo. Miembros de la Guardia Nacional mexicana hacen guardia en un puesto de control militar.

CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) - El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reconoció el jueves que un grupo de sicarios de un poderoso cártel del narcotráfico persiguió y asedió a plena luz del día a un convoy militar en el oeste del país, y que los uniformados no los enfrentaron porque son "seres humanos" y hay que "cuidarlos".

Desde que llegó al poder en 2018, el mandatario ha impulsado una política contra el crimen organizado que bautizó como "de abrazos, no balazos", para atajar las raíces del fenómeno -la pobreza y la corrupción- al tiempo que daba más poder a las Fuerzas Armadas en áreas como proyectos de infraestructura.

"Ayer en las redes sociales circuló un video donde unos presuntos delincuentes van detrás de unas camionetas del Ejército, los van siguiendo. Se usó para decir en qué país vivimos (...) que no había autoridad, cómo se humillaba así al Ejército", dijo el mandatario, conocido como AMLO.

"Tenemos que reconocer la actitud responsable del Ejército; antes era distinto, eran constantes los enfrentamientos", agregó el gobernante durante su rueda de prensa diaria, donde usó la palabra "persecución" para referirse al suceso, acontecido en la comunidad Nueva Italia, en el estado occidental Michoacán.

En videos en redes sociales se ve a tres vehículos con militares huyendo a gran velocidad por una vía, mientras se oye a los perseguidores, en camionetas todoterreno con pistoleros a bordo, gritándoles "tírale" (dispárale).

Los agresores pertenecerían al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), el más poderoso del país, con negocios en Estados Unidos, Europa, Asia y varios países de América.

"Cuidamos a los elementos de las Fuerzas Armadas, también cuidamos a los integrantes de las bandas, son seres humanos", argumentó AMLO, quién explicó que el incidente fue el miércoles y que después de la persecución, los militares regresaron con refuerzos al lugar y encontraron varios laboratorios de droga.

El mandatario ha recibido fuertes críticas de la oposición y parte de la población por otros episodios, como una fallida detención en 2019 del narcotraficante Ovidio Guzmán, hijo del exlíder del Cártel de Sinaloa Joaquín "El Chapo" Guzmán, quien cumple condena en Estados Unidos.

El presidente acusó a uno de sus antecesores, Felipe Calderón (2006-2012), de imponer a las fuerzas de seguridad una política de rematar a los criminales heridos en los operativos y recordó que su secretario de Seguridad Pública está preso en el país vecino por supuestos vínculos con el tráfico de droga.

El gobierno de AMLO ha tomado varias medidas que han limitado la cooperación con Estados Unidos en la lucha contra el narcotráfico, como eliminar una unidad de élite que colaboraba con la DEA o retirar el espacio para estacionar a una aeronave estadounidense dedicada a esa labor.

(Reporte de Raúl Cortés Fernández; Editado por Diego Oré)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.