El presidente letón propone una ley para que la Iglesia ortodoxa letona rompa sus lazos con Moscú

·2  min de lectura

Riga, 5 sep (EFE).- El presidente de Letonia, Egils Levits, haciendo uso de su autoridad para iniciar leyes, presentó hoy una propuesta de ley sobre la Iglesia ortodoxa de Letonia para romper formalmente y por completo todos los lazos con el Patriarcado de Moscú.

"Con las enmiendas a la ley, el Estado letón reconocerá que la Iglesia ortodoxa de Letonia es completamente independiente (autocéfala). No depende de la autoridad de ninguna otra fuera de Letonia. Cuando la ley entre en vigor, se eliminará cualquier influencia o poder del patriarca de Moscú sobre nuestra Iglesia ortodoxa", declaró.

Según Levits, la propuesta de ley ha sido discutida con el presidente del parlamento o Saeima y se tramitará como legislación urgente, por la vía rápida.

En la actualidad, la Iglesia ortodoxa letona es formalmente leal al patriarca de Moscú, Kiril, cercano al presidente ruso, Vladimir Putin, y que ha aprobado la invasión de Ucrania y ha bendecido a los soldados que van a la guerra allí.

Valdis Teraudkalns, profesor de teología en la Universidad de Letonia, dijo a Efe que, aunque no le gusta Kiril ni la actitud oficial de la Iglesia ortodoxa rusa, considera que la propuesta de Levits interfiere en la separación entre Iglesia y Estado en Letonia.

"Se trata de una sorprendente injerencia del Estado en los asuntos eclesiásticos que recuerda a la época soviética, cuando el Estado intentó romper los lazos de los católicos con el papa en Roma", dijo.

Explicó que en los países democráticos seculares, la lealtad de las iglesias a una determinada autoridad religiosa es un asunto interno.

"Depende de la Iglesia ortodoxa letona continuar o romper sus lazos con Kiril mediante procedimientos internos de la propia Iglesia", dijo Teraudkalns.

Agregó que si la ley propuesta obligara a las congregaciones ortodoxas letonas a eliminar las oraciones por el patriarca de Moscú de los servicios regulares, se consideraría una grave violación de la práctica eclesiástica.

"Sería un paso al estilo soviético", dijo el profesor de teología.

Añadió que, en la práctica, la Iglesia ortodoxa letona ha sido en gran medida independiente de Moscú en virtud de acuerdos alcanzados durante el primer periodo de independencia de Letonia, en las décadas de 1920 y 1930.

Según medios de comunicación locales, Levits dijo que si se aprueba la ley, la Iglesia letona tendrá que reajustar sus relaciones con el Patriarcado de Moscú "de acuerdo con la ley".

Se estima que en Letonia hay unos 350.000 creyentes ortodoxos, principalmente de habla rusa.

La Iglesia está dirigida por el patriarca local Aleksandrs.

(c) Agencia EFE