El presidente israelí inicia las consultas para formar un Gobierno

Jerusalén, 9 nov (EFE).- El presidente de Israel, Isaac Herzog, comenzó este miércoles las consultas con los líderes de los partidos que integran el Parlamento, tras las cuales se espera asigne el domingo la tarea de formar Gobierno al ex primer ministro Benjamín Netanyahu.

Herzog mantuvo hoy las primeras reuniones con líderes de partidos, como parte de las 12 que tiene previsto realizar hasta el viernes.

Durante estos encuentros, cada facción puede recomendar a un candidato para formar un Ejecutivo y, una vez recibidas todas las recomendaciones, el presidente otorgará a uno de ellos el mandato para hacerlo. El candidato elegido contará con 28 días para formar un Gobierno con el apoyo de al menos 61 diputados.

Netanyahu es el gran candidato para obtener el mandato, dado que el bloque de partidos que le apoyan obtuvo 64 de los 120 escaños de la Knéset (Parlamento) en los comicios del pasado 1 de noviembre.

La primera reunión de este miércoles fue con representantes del partido Likud, encabezado por Netanyahu y que, con 32 escaños, fue el ganador de las elecciones.

Likud, representado en el encuentro por tres de sus principales parlamentarios, recomendó a su líder para formar Gobierno.

La segunda reunión fue con representantes del partido Yesh Atid del actual primer ministro en funciones, Yair Lapid. Esta facción, segunda fuerza con 24 escaños, también recomendó a su líder y anticipó que planea encabezar en la Knéset la oposición al Gobierno que Netanyahu busca formar junto a sus socios ultraortodoxos y ultraderechistas.

Ante la consulta del presidente a los miembros de Yesh Atid sobre la posibilidad de formar un "Gobierno de unidad nacional" que incluyera también al Likud, estos lo rechazaron inmediatamente argumentando que no gobernarían junto a alguien acusado de corrupción, en referencia al proceso legal vigente contra Netanyahu.

La siguiente reunión fue con miembros del partido Unidad Nacional, que pese a haber integrado el bloque opositor encabezado por Lapid, optaron por no recomendar a ningún candidato para formar gobierno.

El último encuentro fue con la facción ultraortodoxa Shas, cuyos miembros, tal como estaba previsto, recomendaron a Netanyahu.

Previo al comienzo de las consultas y tras recibir oficialmente esta mañana los resultados de las elecciones, Herzog destacó que "está absolutamente prohibido bajo ninguna circunstancia renunciar a nuestra unión", en alusión a las divisiones internas y creciente polarización entre el electorado israelí.

"El desacuerdo agresivo es un desacuerdo destructivo. El desacuerdo que elimina a los demás, niega su legitimidad y los tacha de enemigos, nos hace olvidar la verdad eterna, la eterna asociación israelí", agregó.

El presidente, que según medios locales intenta incluir a facciones opositoras en un gobierno amplio encabezado por Netanyahu, se reunirá entre mañana y el viernes con el resto de los partidos, incluyendo las facciones que integran el movimiento ultraderechista Sionismo Religioso. Los 14 parlamentarios de esta facción extremista, junto a los 7 de Judaísmo Unido por la Torá, anticiparon que recomendarían a Netanyahu, otorgándole la mayoría y, por ende, un casi seguro mandato para formar Gobierno.

(c) Agencia EFE