El presidente hondureño dice que es "duro" el fallo contra su hermano en EE.UU.

Agencia EFE
·3  min de lectura

Tegucigalpa, 30 mar (EFE).- El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dijo este martes que la sentencia de cadena perpetua contra su hermano Juan Antonio "Tony" Hernández es "algo duro" y calificó de "indignante" que testimonios falsos hayan sido valorados, mientras un grupo de hondureños festejó el fallo.

"Esto que ha ocurrido hoy es algo duro para la familia, duro en lo personal, no se lo deseo a nadie", comenzó diciendo el gobernante hondureño en un audio divulgado por la Presidencia.

Dijo que le "resulta indignante, increíble, que los testimonios falsos de asesinos confesos sean escuchados y valorados de esa forma, pero hay otras instancias en las que tarde o temprano se va a probar quién es quién en Honduras, que es lo que hemos hecho y dejamos de hacer, porque entre cielo y tierra no hay nada oculto".

Tony Hernández, detenido el 23 de noviembre de 2018 en el aeropuerto de Miami, fue condenado hoy por el juez Kevin Castel a cadena perpetua más 30 años de cárcel por narcotráfico.

Fue declarado culpable en un tribunal de Nueva York el 18 de octubre de 2019 de traficar cocaína con destino a Estados Unidos, posesión de armas y mentir a las autoridades estadounidenses.

SEGUIRÁ LUCHANDO CONTRA NARCOTRÁFICO

El presidente Hernández señaló que muchas personas "saben cuáles son mis convicciones y cuáles han sido mis luchas, cuando inicié mi carrera en el Congreso (hondureño), sabía que teníamos el país más violento en la faz de la tierra y que teníamos que atacar el narcotráfico y crimen organizado, porque el tráfico de drogas es el mayor causante de la mayoría de las muertes en Honduras".

Sin embargo, afirmó que Honduras "ya no es el país más violento del mundo, San Pedro Sula no es la ciudad más violenta del mundo, tenemos una nueva Policía (Nacional), tenemos una Policía Militar, transformamos el Estado, con mucha voluntad política".

Recordó que cuando su Administración comenzó a combatir el narcotráfico y el crimen organizado, les dijo a muchas personas que "esto no tendría retorno, que iban a haber consecuencias de grandes dimensiones, hoy les repito: es justo seguir en esta lucha porque es lo mejor para el pueblo hondureño y lo voy a hacer hasta el último día de mi Gobierno".

Agradeció las "muestras de apoyo y la solidaridad" hacia él y su familia luego de conocer la sentencia dictada por el juez, que dictaminó el embargo de bienes y propiedades por valor de 138,5 millones de dólares, que coincide con la cantidad que supuestamente obtuvo Tony Hernández con la venta de la cocaína entre 2004 y 2015.

HONDUREÑOS SALEN A LA CALLE A CELEBRAR CONDENA

Decenas de personas salieron hoy a la calle para celebrar la condena contra Tony Hernández con una manifestación que ha transcurrido en un ambiente festivo en Tegucigalpa, la capital hondureña.

Los manifestantes, en su mayoría sin respetar las medidas de distanciamiento recomendadas por las autoridades sanitarias para frenar la propagación del coronavirus, corearon lemas como "Fuera JOH (Juan Orlando Hernández) y quemaron una figura de Tony Hernández.

Representado en un monigote, la imagen de cuerpo completo de Tony Hernández tiene un traje naranja de la prisión en la que está recluido en Estados Unidos.

A ritmo de música y portando pancartas con el mensaje: "Ahora sigue JOH", el grupo festejó la sentencia contra Tony Hernández en un bulevar de Tegucigalpa y exigió la renuncia del presidente hondureño, quien ha sido acusado en EE.UU. por narcotraficantes de haber recibido dinero del narcotráfico para financiar su campaña política, lo que el gobernante ha rechazado.

(c) Agencia EFE