Presidente de Honduras denuncia conspiración

TEGUCIGALPA, Honduras. (AP) — El presidente hondureño Porfirio Lobo denunció el viernes una conspiración en su contra e inmediatamente inició una reunión con los más altos jefes militares del país, uno de los cuales aseguró que en las fuerzas armadas "nadie está pensando en un golpe de estado"

Según Lobo, que habló desde la sede del ejército en Tegucigalpa, "hay una conspiración en marcha, en primera plana, estoy diciendo la verdad, que no piensen que no me doy cuenta de que se están reuniendo, con quiénes se están reuniendo y cómo se están reuniendo, lo que están haciendo es peligroso para la nación y van a generar un problema como el que ya hemos tenido.

"Estos ciudadanos no aprenden: tuvimos una crisis en 2009 y la pueden repetir en 2012", dijo el mandatario, en alusión al golpe de estado que derrocó a su antecesor Manuel Zelaya.

Lobo señaló como instigador de la conspiración al empresario Jorge Canahuati, propietario de OPSA, el mayor grupo editorial del país y que imprime los dos diarios de mayor tirada de Honduras, El Heraldo y La Prensa.

Lobo hizo las declaraciones tras la entrega de diplomas en la academia militar y a continuación mantuvo una reunión con el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, general René Canales y el ministro de Defensa, Marlon Pasqua.

A la salida de la reunión, Canales confirmó la información. "El informe que le hemos transmitido al Presidente es confidencial, hay un aparato de inteligencia funcionando que es el encargado de mantenerle informado", dijo, y añadió que "no vamos a prestarnos a una situación tan compleja como la que se está maquinando".

Canales dijo que ahora "le corresponde a la autoridad judicial y policial tomar las medidas adecuadas" y que "vamos a poner en alerta a todos nuestros medios para darle seguimiento a la situación.

"El Presidente ha pasado por una crisis compleja y lamentamos la actitud de algunos ciudadanos. En las fuerzas armadas nadie esta pensando en un golpe de estado, estaremos en alerta ante esa situación, la dirección de investigación e inteligencia mantiene informado al presidente para darle nuestro apoyo", añadió el militar.

Desde hace una semana el mandatario está enfrentado públicamente con los magistrados de la Corte Suprema de Justicia a raíz de una serie de sentencias judiciales que considera perjudiciales para sus políticas.

La Corte Constitucional declaró en noviembre la inconstitucionalidad del decreto de depuración policial aprobado por el Congreso y desde el vencimiento de la misma, el pasado 25 de noviembre, el presidente se ha enzarzado en acusaciones cruzadas con los magistrados a los que ha acusado de trabajar para quienes vulneran la ley.

"¿De qué lado están, del lado de los delincuentes, o del lado de la gente honrada de este país?", dijo Lobo durante el último Consejo de Ministros el pasado martes antes de pedirle al Ministro de Comunicaciones que colocase un listón negro en el canal del Estado para simbolizar el luto ante las decisiones de la corte suprema.

El mismo enfrentamiento tuvo lugar en octubre cuando la Corte declaró inconstitucional el proyecto de ciudades modelo, apuesta del gobierno por el desarrollo económico del país.

Los magistrados hicieron público un comunicado el martes en el que pedían al presidente que desasen los ataques "a la institucionalidad democrática" y a la independencia del poder judicial.

Al enfrentamiento del presidente con el poder judicial se suma un fuerte enfrentamiento político después de que las elecciones primarias internas de los partidos políticos que tuvieron lugar el pasado 18 de noviembre aún no hayan arrojado resultados oficiales entre acusaciones cruzadas de fraude por parte de todos los candidatos. El Auditor externo del Tribunal Supremo Electoral denunció graves irregularidades en las mismas y el país se encuentra a la espera de la decisión de la justicia respecto a los resultados.

Zelaya, el ex presidente derrocado por el golpe del 28 de junio de 2009, declaró a la emisora Radio Globo que "a mí me sacaron a balazos solo por haber llamado a una consulta popular sin carácter vinculante y lo llamaron atentado contra la patria. En Honduras hay una dictadura de la oligarquía, una elite que gobierna el país y que ahora el presidente Lobo denuncia que conspira contra él".

Zelaya añadió "le recomiendo al presidente de la republica que diga los nombres de quienes están implicados en la conspiración. Y que tenga cuidado. Lobo no lucha contra un grupo golpista, sino contra un modelo de país, un modelo económico y de seguridad fracasado que sólo le sirve a la oligarquía".

Cargando...

 

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK