El Presidente hizo un guiño a favor de la unidad de la CGT y a nueve días de las elecciones criticó con dureza a Macri

·4  min de lectura
Alberto Fernández, hoy, en un acto del sindicato estatal de UPCN
Alberto Fernández, hoy, en un acto del sindicato estatal de UPCN

Con un fuerte gesto de respaldo a la unificación de la CGT y a nueve días de las elecciones, el presidente Alberto Fernández cargó con dureza contra el expresidente Mauricio Macri y en plena negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) sostuvo que no aceptará condicionamientos ni se “arrodillará” para cerrar rápido un acuerdo con el organismo multilateral de crédito.

“Para que nadie se confunda, yo también puedo acordar con el FMI en cinco minutos, pero nunca más los podría mirar a los ojos a ustedes porque lo único que podría hacer en cinco minutos es arrodillarme y cumplir con las exigencias que los acreedores me ponen”, dijo el jefe del Estado, que así le respondió a Macri, quien había planteado que si ganaba la elección en 2019 “arreglaba con el FMI en cinco minutos”.

Alberto Fernández, en un acto de UPCN
Alberto Fernández, en un acto de UPCN


Alberto Fernández, en un acto de UPCN

El jefe del Estado también hizo mención a la agresión que protagonizó el exmandatario cuando tomó el micrófono de Nicolás Munafó, periodista de C5N, cuando hizo su ingreso a los tribunales de Dolores.

Así, mientras el gobierno nacional trabaja con el Fondo para “profundizar” el trabajo técnico hacia un nuevo programa, según contó ayer el director de Comunicaciones del Fondo, Gerry Rice, el Presidente buscó confrontar con su antecesor. “Eso no lo hace un peronista, nosotros sabemos a quienes representamos. Nosotros los representamos a ustedes, no a los acreedores”, dijo señalando a la tribuna de afiliados de UPCN.

El Gobierno está confiado de que el mes próximo, durante la próxima reunión de directorio, el FMI tratará el planteó que hizo la Argentina sobre las sobretasas y así poder avanzar en acuerdo técnico que permita cerrar un programa para reprogramar los vencimientos de la Argentina por la deuda de 45.000 millones de dólares que dejó el gobierno de Macri.

Con un encendido discurso –su marcada afonía hizo recordar al tono de Raúl Alfonsín– el Presidente, rodeado por los popes del sindicalismo, solo en el final llamó a votar por el “futuro”. Y agregó: “Hay una Argentina que nos merecemos y vamos a construirla entre todos”.

Alberto Fernández compartió con Hugo Moyano el acto por el Día del Camionero
Alberto Fernández compartió con Hugo Moyano el acto por el Día del Camionero


Alberto Fernández compartió con Hugo Moyano el acto por el Día del Camionero

Con Andrés Rodríguez, mandamás de UPCN como anfitrión, el acto sirvió como anticipo de lo que ocurrirá la próxima semana en el congreso de la CGT, donde se elegirán las nuevas autoridades, lo que marcará una nueva etapa para la central obrera con el regreso de la familia Moyano. Hoy estuvieron presentes Pablo Moyano (Camioneros), Sergio Palazzo (Bancarios), Ricardo Pignanelli (Smata), Héctor Daer (Sanidad), Antonio Caló (UOM), Gerardo Martínez (Uocra) y Carlos Acuña (Estaciones de Servicios), entre otros.

Hugo Moyano retiró a los Camioneros en agosto de 2018, disgustado por el vínculo que los líderes cegetistas de entonces tenían con el gobierno de Macri, hoy foco de las críticas de Rodríguez, quien súbitamente olvidó la excelente relación que mantuvo con el macrismo durante los cuatro años de gestión.

El regreso de la unidad es parte de la contribución gremial a la agitada turbulencia que sacude al peronismo, pero es también una herramienta de presión. En este punto, el secretario general de UPCN fue claro en su mensaje para el Presidente. “Queremos estar en la mesa donde se toman las decisiones”, planteó Rodríguez, que además es número tres en el escalafón de mando de la central obrera. Y añadió: “Somos capaces de remontar el resultado electoral, pero también de gestionar. La CGT lo va a acompañar”.

El mandatario respondió con elogios al respaldo. “Estamos orgullosos de nuestros sindicatos y nuestras obras sociales y eso es algo que debemos preservar por el bien de todos los argentinos y de todas las argentinas”, dijo Fernández, que hizo un repaso de su niñez y su participación durante el gobierno de Néstor Kirchner.

“¿Por qué los sanatorios privados caen y las obras sociales los recuperan? ¿Por qué funcionan las obras sociales que son básicamente una creación argentina? Porque allí rige la solidaridad y no las ganancias”, contó el Presidente.

Además, asistieron los ministros Juan Zabaleta (desarrollo Social), Carla Vizzotti (Salud), Claudio Moroni (Trabajo); el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz. Entre estos últimos dos funcionarios se sentó el mayor de los hijos del clan Moyano. El acto se realizó en Costa Salguero donde se presentó el Sanatorio Anchorena Itoiz..

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.