Presidente de Guatemala denuncia a diputado por difamación

CIUDAD DE GUATEMALA (AP) — El presidente de Guatemala denunció por injuria y difamación a un diputado opositor que acusó al mandatario de intentar usar su posición para beneficiar a un amigo con influencia y manejo de fondos públicos.

El mandatario Alejandro Giammattei dijo que los señalamientos del diputado Aldo Dávila atentan contra sus derechos, por lo cual decidió interponer la denuncia. Dávila ha dicho que el gobernante beneficia con poder e influencia política a Luis Miguel Martínez.

El jueves, la Corte Suprema de Justicia confirmó que dio trámite a la denuncia para que el juez Marvin Reyes Lee revise la denuncia, recabe información y en su reporte diga si deben o no retirar la inmunidad al diputado, en un caso que atrajo la atención en la nación centroamericana y que según el denunciado es un intento por silenciarlo.

Países como Estados Unidos y de la Unión Europea, así como organizaciones internacionales de derechos humanos, han denunciado el deterioro de la democracia en Guatemala y alertado sobre la criminalización contra opositores, operadores de justicia, activistas de derechos humanos y periodistas críticos.

Más de 30 operadores de justicia en Guatemala han buscado exilio durante la admistración de Giammattei por temor de su integridad y denunciando la fabricación de casos penales por su labor anticorrupción y contra delitos de lesa humanidad.

Dávila dijo a The Associated Press que la denuncia del presidente es política “y por sobretodo ilegal; jamás en la historia democrática del país un presidente había denunciado un diputado, mi voz les molesta por evidenciar la corrupción e impunidad, por fiscalizar y mediar por las causas de los ciudadanos que no tienen voz”.

Dávila ha dicho en varias ocasiones que Martínez es la pareja sentimental del presidente y que éste lo beneficia con poder y manejo de fondos públicos, aunque el mandatario nunca ha hablado públicamente de sus preferencias sexuales. Refirió que Giammattei delegó a Martínez la dirección de una entidad que administró millones de dólares que tenía como fin coordinar apoyo y dar seguimiento a prioridades presidenciales, y que fue disuelta ante las críticas.

Al justificar su denuncia, el presidente guatemalteco señaló que Dávila “se ha dirigido y expresado en las redes sociales de forma continuada hacia mi persona, asumiendo el querellado con base en mis preferencias sexuales hechos y circunstancias en contra de mi persona... atentando con ello a lo establecido en los tratados internacionales en materia de Derechos Humanos".

Dávila, quien padece de VIH, es el primer diputado abiertamente homosexual que ha llegado al Congreso en Guatemala. Él se ha caracterizado por ser una fuerte voz para denunciar presuntos actos de corrupción.

Una de las ocasiones más recordadas de sus actividades fue el día en que transmitió en vivo a través de sus redes sociales cómo diputados negociaban supuestamente con pagos por votos la ratificación de un estado de calamidad propuesto por Giammattei. Dávila aseguró que la intención era usar esa figura para la compra sin límites con fondos del Estado. Denunció que tras la denuncia recibió amenazas de muerte.

Dávila dijo que tiene más de siete denuncias y varias solicitudes para retirarle la inmunidad por las acciones de fiscalización que realiza.