Presidente del grupo Geox: "España sigue siendo un mercado interesante para nosotros"

Agencia EFE
·3  min de lectura

Roma, 28 ene (EFE).- El presidente del grupo Geox, el italiano Mario Moretti Polegato, considera que "España sigue siendo un mercado interesante" por el que apostar, a pesar de la crisis derivada de la pandemia de coronavirus, que ha afectado duramente a todo el sector.

"Tenemos tiendas en toda España y Geox es una marca muy popular y muy querida", ha afirmado este jueves el dueño de la sociedad de cartera Lir, que controla las marcas de calzado Geox y Diadora, y el grupo inmobiliario Domicapital.

GEOX Y SU ESTRATEGIA DE COMERCIO ONLINE DURANTE LA PANDEMIA

Geox, conocida por haber creado el primer "calzado respirable", cuenta con una plantilla de más de 5.000 empleados, opera más de 970 tiendas en todo el mundo, 58 en España, donde también está presente en 1.000 tiendas multimarca.

Precisamente en España el pasado noviembre cerró su negocio de la calle Preciados de Madrid, pero continúa manteniendo otros casi 60 en todo el país.

La compañía italiana, igual que el resto de la industria, se ha visto penalizada por las restricciones impuestas por los gobiernos de países como España e Italia para frenar la propagación del coronavirus, pero ha reforzado sus ventas online, una estrategia que le ha permitido defenderse "bastante bien" en este contexto.

La empresa facturó casi 430 millones de euros en los nueve primeros meses de 2020, un 33,2 % menos respecto al mismo periodo de 2019, pero el comercio electrónico se disparó un 40 %.

"El sector manufacturero de calzado en todo el mundo está en crisis. Con esta pandemia las tiendas han cerrado, es lógico que la producción se haya visto afectada y también el negocio", ha subrayado.

"Pero en Geox hemos encontrado una fórmula diferente para establecer relaciones con los clientes, que es el comercio online. Y de esta manera, a pesar de que en España, Portugal y los países del sur de Europa están en crisis absoluta, estamos consiguiendo trabajar bastante bien", ha añadido.

EL MULTILATERALISMO COMO RECETA PARA LA RECUPERACIÓN

Doctor en varias universidades, consejero de administraciones públicas en Italia y experto en temas comerciales, tecnológicos y jurídicos, Polegato participa en el Foro Económico Mundial en Davos, que se celebra esta semana de forma virtual por la pandemia.

"A diferencia del Davos que siempre he conocido, en el que cada país defendía sus fortalezas en uno u otro sector, en este los países participantes están de acuerdo por unanimidad en la necesidad de favorecer la cooperación", subraya.

En su opinión, es fundamental que los gobiernos y también las empresas se unan y apuesten por el multilateralismo para dejar atrás la crisis económica derivada de la COVID-19.

En este sentido, las ayudas que recibirán del fondo europeo de recuperación serán esenciales, pero la colaboración deberá extenderse a largo plazo para que las compañías, también las del calzado, se adapten a lo que Polegato llamó "la nueva economía", que se basará sobre todo en la sostenibilidad y en la digitalización.

"La formación laboral también será un pilar de la 'nueva economía' y Europa, incluida España, que es rica en jóvenes, tendrá que favorecer su instrucción para puedan acceder al nuevo mercado" digitalizado, argumentó.

LA UE SE HA REFORZADO CON LA PANDEMIA

En clave europea, el empresario italiano destacó que la Unión se ha reforzado con esta pandemia, porque antes cada país perseguía sus propios intereses, pero "ahora se han unido para afrontar esta crisis, que por el momento es una batalla sanitaria, pero que será una batalla económica".

Sobre Estados Unidos, opinó que "todo el mundo mira con optimismo" la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca porque se espera que impulse la cooperación internacional y que las relaciones con China experimenten una cierta mejoría.

Pero matizó que es legítimo que cada país defienda "su trabajo y sus productos en el respeto de libre mercado: "Hasta ahora ha habido una globalización sin reglas, que ha dañado mucho nuestros mercados y nuestros productores. Esperamos que la globalización continúe en el futuro, pero con derechos y deberes para todos", apuntó.

Laura Serrano-Conde

(c) Agencia EFE