¿Por qué el presidente de Estados Unidos jura ante la Biblia?

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 2 (EL UNIVERSAL).- Después de las elecciones del 3 de noviembre y de la votación en el Colegio Electoral, el nuevo presidente de los Estados Unidos tomará posesión el 20 de enero de 2021, en el famoso Capitol Hill, ubicado en Washington, DC.

Durante la ceremonia, la o el vicepresidente tomará juramento primero. Desde 1884, todos los funcionarios públicos repiten el mismo juramento: "Juro (o afirmo) solemnemente que apoyaré y defenderé la Constitución de los Estados Unidos contra todos los enemigos, nacionales e internacionales; que mantendré verdadera fe y lealtad a los mismos; que asumo esta obligación libremente, sin ninguna reserva mental o propósito de evasión; y que cumpliré bien y fielmente los deberes del oficio en el que estoy a punto de entrar: Que Dios me ayude".

Después es el turno del presidente, quien repetirá el siguiente juramento: "Juro (o prometo) solemnemente que desempeñaré fielmente el cargo de Presidente de los Estados Unidos y que hasta el límite de mis capacidades guardaré, protegeré y defenderé la Constitución de los Estados Unidos".

Aunque la mayoría de los presidentes estadounidenses juran su cargo sobre la Biblia, esto no está establecido en la Constitución, ya que el artículo 6 establece lo siguiente: "Los Senadores y representantes ya mencionados, los miembros de las distintas legislaturas locales y todos los funcionarios ejecutivos y judiciales, tanto de los Estados Unidos como de los diversos Estados, se obligarán mediante juramento o protesta a sostener esta Constitución; pero nunca se exigirá una declaración religiosa como condición para ocupar ningún empleo o mandato público de los Estados Unidos".

Aunque la mayoría de los funcionarios escogen la Biblia para su juramento, hay varias excepciones. En 2007, Keith Ellison tomó juramento usando el Corán que le pertenecía a Thomas Jefferson, convirtiéndose en el primer musulmán en ocupar un lugar en el Congreso.

La tradición de jurar sobre una Biblia comenzó con George Washington y continuó por muchos años. Sin embargo, no todos los presidentes han jurado sobre la Biblia. En 1825 John Quincy Adams juró sobre un libro de derecho y Theodore Roosevelt no juró sobre un libro en 1902.

Cuando el presidente Barack Obama se convirtió en presidente por segunda ocasión, hizo su juramento sobre dos biblias, las cuales le pertenecían a Abraham Lincoln y a Martin Luther King Jr.

En 2016, Donald Trump utilizó dos Biblias para su juramento: la propia y la que perteneció a Lincoln.

En general, la Biblia más popular entre los presidentes estadounidenses es la de Washington. Presidentes como Warren G. Harding, Dwight D. Eisenhower, Jimmy Carter y George H. W. Bush la utilizaron durante sus juramentos.

Lyndon B. Johnson, quien se convirtió en presidente después del asesinato de John F. Kennedy tomó protesta como presidente a bordo del Air Force One, y aunque era protestante, hizo su juramento sobre un Misal romano que perteneció al propio Kennedy. El libro de oraciones fue encontrado a un lado de la cama de Kennedy dentro del avión.