El Presidente le aseguró a las empresas de salud que no planea estatizarlas

Santiago Dapelo
·3  min de lectura

El presidente Alberto Fernández le aseguró al presidente de la Unión Argentina de Entidades de Salud privadas (UAS), Claudio Belocopitt, que el Gobierno no está trabajando en una reformulación del sistema de salud que lleve a una estatización de sector. También dijo que analizará la suspensión del aumento de las prepagas.

"Hablamos de todo, de la pandemia, pero también de lo que trascendió sobre este aumento tan discutido y todo lo que generó en el sector. El Presidente me transmitió tranquilidad en el sentido de que bajo ningún aspecto está pensando en la estatización ni mucho menos", sostuvo Belocopitt en un diálogo con periodistas acreditados en la Casa Rosada. Y agregó: "Él no tiene en su cabeza ningún plan de intervenir ni nacionalizar el sistema de salud".

Según pudo saber LA NACION, el Presidente, que justificó dar marcha atrás con el incremento por el impacto que tendrá en el salario real, se comprometió a darle a las empresas privadas de salud una respuesta rápida. Entre las opciones que se pusieron sobre la mesa está la posibilidad de segmentar el aumento por el valor del plan de salud o reinstalar el programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP).

Victoria Donda, tras el escándalo con su empleada doméstica: "Yo he tomado en el INADI a mucha gente que conozco"

"Su preocupación es por el impacto en el bolsillo de la gente y por eso tomó la suspensión, no la eliminación [del aumento]", precisó el dueño de Swiss Medical, que horas antes de reunirse con el Presidente y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, cargó contra el plan del oficialismo para unificar el sistema de Salud. "Hay fantasías que no tienen lógica, como crear un sistema de salud único para tener el poder completo", había advertido Belocopitt en diálogo con radio Mitre, por la mañana.

Después de casi dos horas en el despacho presidencial, llegó la calma. El empresario contó también que en los próximos días comenzará una nueva negociación para llegar a un nuevo incremento para el sector. "El 7 por ciento es el inicio de un paquete. No es la solución. El problema es mucho más amplio", explicó Belocopitt.

La suspensión del aumento -se trata de la resolución 2988 del ministerio de Salud publicada el 31 de diciembre- fue una señal de alarma tras las palabras de la vicepresidenta Cristina Kirchner que, en el acto en el estadio Diego Maradona, en La Plata, había planteado la necesidad de ir " a un sistema nacional integrado de salud entre lo público, lo privado y las obras sociales que optimice recursos".

Algunos de los principales actores del sector ven detrás del discurso de la expresidenta un intento por controlar la caja del sector privado por la que se atiende el 70% de la población. Por eso el jefe del Estado buscó enviar un mensaje claro de que el objetivo no es quedarse con el control de las clínicas privadas.

En el comienzo del año electoral, la preocupación del Presidente está centrada en la recuperación de la economía y el plan de vacunación. La inflación, en este caso, es central. Por eso definió frenar el incremento al cierre del año.

"Obviamente hay una necesidad de aumento del sector. Cuando de una hora para otra esto se modifica, generó un estado de alarma", cerro Belocopitt.