Presidente de Costa Rica veta polémica ley de pesca de arrastre

·2  min de lectura
Imagen de archivo de dos pescadores liberando a una tortuga marina atrapada por accidente en las aguas del Golfo de Nicoya, Costa Rica, el 11 de noviembre de 2005
Imagen de archivo de dos pescadores liberando a una tortuga marina atrapada por accidente en las aguas del Golfo de Nicoya, Costa Rica, el 11 de noviembre de 2005

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, vetó este viernes una polémica ley aprobada por el parlamento que autorizaba la pesca con redes de arrastre, y que era repudiada por ambientalistas y pequeños pescadores.

Alvarado argumentó que para "asegurar el equilibrio entre la actividad productiva y la sostenibilidad, y además, en cumplimiento de mi palabra, hoy [viernes] he vetado totalmente" la iniciativa aprobada el pasado 22 de octubre por la Asamblea Legislativa (parlamento).

"El análisis que hemos realizado revela que no existen suficientes elementos científicos y estudios técnicos que respalden la sostenibilidad de la pesca de camarón con la técnica de arrastre", dijo el gobernante en un video divulgado por la presidencica.

Agregó que "al no ser categórica la evidencia, debemos proteger al ambiente y a las poblaciones que se verían más afectadas".

Ambientalistas y pescadores artesanales presionaron al mandatario en la última semana para que vetara el proyecto, adoptado con el voto favorable de 28 de los 57 diputados. Otros 18 votaron contra y los restantes se abstuvieron o ausentaron.

La iniciativa fue defendida por empresas pesqueras que argumentaron que el uso de redes de arrastre permite una captura eficiente del camarón, con lo cual podrán generar empleos en las áreas costeras, las más deprimidas económicamente en el país.

Sin embargo, el método fue cuestionado por la Escuela de Biología y el Centro de Investigación en Ciencias del Mar (Cimar), ambos de la Universidad de Costa Rica, principal centro de estudios superiores del país.

Estas últimas instituciones advirtieron en un estudio que la pesca de arrastre "no es selectiva", y captura en la red otras especies que no son aprovechados, y perjudican a los pescadores artesanales.

Señalaron que el uso de redes causa la muerte de aves marítimas, tiburones y tortugas, entre otras especies.

El diputado evangélico Melvin Núñez, del opositor partido Restauración Nacional y el más activo defensor de la pesca de arrastre, aseguró que podrá reunir los 38 votos requeridos para "resellar" la ley en el legislativo.

El diputado aseguró que esa forma de pesca permitirá generar al menos 3.000 empleos en las áreas costeras.

mas/rsr