Presidente de la Corte Suprema de EEUU defiende su autoridad

·2  min de lectura
EEUU-CORTE SUPREMA-ROBERTS (AP)
EEUU-CORTE SUPREMA-ROBERTS (AP)

El presidente de la Corte Suprema de Estados Unidos defendió la autoridad del máximo tribunal para interpretar la Constitución y dijo que ese papel no debe ser cuestionado porque la gente esté en desacuerdo con sus decisiones.

Cuando se le pidió que reflexionara sobre el último año en la Corte, durante su primera presentación pública después de la anulación del histórico fallo Roe vs. Wade, John Roberts dijo el viernes que le preocupaba que algunos críticos de la decisión controversial hayan cuestionado la legitimidad del máximo tribunal del país, algo que dijo es un error. No mencionó a ningún crítico por su nombre.

El fallo Roe vs. Wade dio a las mujeres estadounidenses el derecho constitucional al aborto durante casi 50 años.

“Si la Corte no retiene su función legítima de interpretar la Constitución, no estoy seguro de quién asumiría ese papel. Uno no quisiera que las ramas políticas le digan lo que es la ley y no quiere que la opinión pública sea la guía sobre cuál es la decisión apropiada”, expresó Roberts cuando era entrevistado en una conferencia en Colorado Springs por dos jueces de la Corte Federal de Apelaciones del 12do Circuito, con sede en Denver.

Roberts dijo que el año pasado fue inusual y difícil, apuntando como una dificultad importante el hecho de que no se permitió el acceso de la ciudadanía a la Corte desde 2020 debido a la pandemia. Agregó que fue doloroso entrar a una Corte Suprema rodeada por barricadas todos los días.

Las barreras fueron instaladas en mayo cuando estallaron protestas dentro del edificio del tribunal y en las afueras de las casas de algunos de sus jueces luego de la filtración sin precedentes de un bosquejo de opinión que indicó que los jueces planeaban anular el Roe vs. Wade.

Las barreras fueron retiradas al final y la gente podrá entrar de nuevo al edificio cuando comiencen las sesiones en octubre, pero una investigación de la filtración ordenada por Roberts continúa.

Hablando el jueves en la misma conferencia, el juez de la Corte Suprema Neil Gorsuch consideró “enormemente importante” identificar al responsable de la filtración y dijo esperar “pronto” un reporte sobre el avance de la investigación.

Gorsuch condenó la filtración, al igual que lo han hecho los otros jueces de la Corte que han hablado públicamente sobre el asunto.

“Los esfuerzos inapropiados para influenciar la toma de decisiones, de cualquier parte que provengan, de quienquiera que provengan, son una amenaza para el proceso judicial”, sostuvo.