El presidente del Congreso de Paraguay denuncia Senado "paralelo"

El presidente del Congreso de Paraguay, Roberto Acevedo (C), en rueda de prensa en Asunción, el 28 de marzo de 2017 (AFP/Archivos | Norberto Duarte)

El presidente del Congreso de Paraguay, Roberto Acevedo, presentó una denuncia por usurpación de funciones y atentado al orden constitucional contra un grupo de senadores partidarios del presidente Horacio Cartes, que conformaron un Senado "paralelo" para aprobar la reelección.

"Queremos que el pleno de la Corte Suprema de Justicia declare inconstitucional este bochornoso procedimiento ilegal", dijo Acevedo a periodistas luego de entregar su denuncia al presidente del máximo tribunal, Luis Benítez Riera.

"Vamos a darle la agilidad necesaria", respondió el titular de la Corte.

Los bloques parlamentarios del oficialismo y de la minoritaria oposición de izquierda avanzaron el martes en un proyecto de enmienda constitucional para permitir la reelección.

La Constitución paraguaya, vigente desde 1992, establece que el presidente y el vicepresidente no pueden ser reelegidos "en ningún caso", una medida con la que se buscaba evitar una nueva dictadura como la del general Alfredo Stroessner, quien gobernó con mano dura durante 35 años (1954-89).

Legisladores favorables a Cartes y al expresidente Fernando Lugo (2008-2012) desconocieron la autoridad de la cámara, en poder de la oposición, y se constituyeron en un "senado paralelo".

Liderados por el senador oficialista Julio Velázquez, 25 senadores -sobre un total de 45- anunciaron que por mayoría resolvieron cambiar el reglamento interno.

La modificación les habilita supuestamente a tratar un proyecto de enmienda de la Constitución para permitir la reelección presidencial.

"Este postulado constitucional sólo puede modificarse por otra asamblea constituyente, no por una enmienda del Congreso", dijo a la AFP el jurista Horacio Galeano.

Contingentes de opositores se movilizaron por calles de Asunción para repudiar lo que tildaron como un intento de golpe parlamentario por las aspiraciones reeleccionistas de Cartes, un rico empresario tabacalero.