Presidente Boric prorroga militarización de zona mapuche en el sur de Chile

·2  min de lectura

El presidente chileno, Gabriel Boric, prorrogó este lunes por 15 días la militarización en la región de La Araucanía, en el sur del país, donde la violencia no cesa en medio de una histórica demanda de tierras de la etnia mapuche.

El patrullaje de militares en rutas de La Araucanía para apoyar las labores de seguridad de la Policía fue adoptado por Boric en primera instancia el 16 de mayo pasado, para brindar seguridad en la zona donde grupos afines a las reivindicaciones de tierras del pueblo mapuche han realizado ataques incendiarios en contra de empresas forestales y camiones.

"El presidente de la República ha dispuesto prorrogar el estado de excepción constitucional en los mismos términos en que fue emanado en la primera oportunidad", anunció Izkia Siches, ministra del Interior.

Pese a la presencia militar, los ataques no cesan en La Araucanía, aunque el gobierno reconoció que desde el retorno de los militares habían disminuido. No obstante, la semana pasada un trabajador forestal murió y al menos otros dos quedaron heridos tras un ataque a balazos en las cercanías de la localidad de Lumaco.

"Como gobierno consideramos que esta es una medida adecuada evaluando los distintos hechos de violencia que se viven en la Región de La Araucanía, como también en las (vecinas) provincias de Arauco y Biobío", agregó Siches.

Los ataques de grupos armados se han hecho frecuentes en las regiones de La Araucanía y Biobío, donde los Mapuche, la etnia más numerosa de Chile, mantienen un reclamo histórico de tierras al Estado chileno que consideran propias por derecho ancestral y que fueron entregadas a privados, principalmente a empresas forestales y empresarios agrícolas.

La ministra Siches sostuvo que la prórroga incluye medidas financieras para el despliegue militar, una medida que declaró "complementaria" a otros planes que el gobierno de Boric ha dispuesto, que pretenden "llevar paz y tranquilidad a estos territorios".

Boric ha sostenido desde un principio que la presencia militar en La Araucanía será acotada, pese a la presión de empresarios de la zona y de la oposición de derecha por ampliar las atribuciones de los uniformados tal como ocurrió en el anterior gobierno del conservador Sebastián Piñera (2018-2022).

Piñera desplazó a los militares el 12 de octubre del año pasado, pero Boric suspendió la medida el 27 de marzo, dos semanas después de asumir la presidencia, tal como había comprometido durante su campaña presidencial.

msa/pa/dem

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.