El presidente argentino viajará a Israel para la conmemoración del Holocausto

Agencia EFE

Buenos Aires, 16 ene. (EFE).- El presidente de Argentina, Alberto Fernández, viajará a Israel para participar el 23 de enero próximo del “Foro Internacional de Líderes en Conmemoración del Día Internacional de Recordación del Holocausto y la Lucha contra el Antisemitismo", confirmaron a Efe este jueves fuentes oficiales.

Se trata de su primera visita al exterior desde que asumió la Jefatura de Estado el pasado 10 de diciembre; un viaje que se suma a la gira por diversos países de Europa a fin de este mes que ya anunció el propio mandatario el lunes pasado, que incluirá una reunión con el papa Francisco el 31 de enero en el Vaticano.

La ceremonia organizada para el 23 de enero en el Yad Vashem, el museo del Holocausto de Jerusalén, contará con la presencia de diversos mandatarios internacionales.

Fuentes de la Presidencia argentina indicaron que la comunicación oficial del viaje ya fue realizada por el secretario General de Presidencia, Julio Vitobello, a la embajadora de Israel en Argentina, Galit Ronen.

CRISTINA FERNÁNDEZ VOLVERÁ A SER PRESIDENTA

Durante el viaje de Fernández a Jerusalén, tras el que regresará a Argentina, como el que realizará a otros países a finales de enero, será la vicepresidenta Cristina Fernández, quien ostentó la jefatura de Estado entre 2007 y 2015, la que ocupe de nuevo la Presidencia, pero esta vez de forma interina.

Ya antes de asumir el cargo, en sustitución del conservador Mauricio Macri (2015-2019), a quien ganó en las elecciones de octubre pasado, el mandatario había realizado viajes a Uruguay, donde apoyó la candidatura del izquierdista Daniel Martínez -que acabó perdiendo los comicios ante el derechista Luis Lacalle Pou- y Brasil, para visitar al entonces encarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

También estuvo en Bolivia, cuando Evo Morales era aún mandatario; Perú, donde le recibió Martín Vizcarra; y en Madrid y Lisboa, lugares en que fue recibido por el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez y el primer ministro portugués, Antonio Costa, respectivamente.

LAS HERIDAS DE LA COMUNIDAD JUDÍA EN ARGENTINA

La visita a Israel del presidente se producirá poco después de que se conmemore en Argentina el quinto aniversario de la muerte del fiscal judío argentino Alberto Nisman, que el 18 de enero de 2015 apareció tendido en el suelo de su apartamento de Buenos Aires, con un tiro en la cabeza, apenas cuatro días después de haber acusado a la entonces presidenta Fernández de encubrir a sospechosos de terrorismo.

En concreto, Nisman -cuya muerte aún no se ha esclarecido- denunció que la mandataria y algunos de sus colaboradores habían tratado de encubrir, a través de un acuerdo bilateral con Irán, a los iraníes imputados por el ataque a la mutua judía AMIA de Buenos Aires, que dejó 85 muertos en 1994 y también sigue impune.

Tanto ese atentado, como el que se produjo dos años antes contra la embajada de Israel en Buenos Aires -que dejó 29 muertes y también sigue sin esclarecerse- son dos de las heridas abiertas en la colectividad judía en Argentina, la mayor de Suramérica.

Cristina Fernández, procesada por ese supuesto encubrimiento, siempre ha insistido en que el convenio con el país persa solo buscaba una investigación conjunta del ataque a la AMIA, para lograr esclarecerlo tras años de impunidad, y llegó a calificar de "inmenso disparate" que alguien pueda pensar que su Gobierno pudo tener alguna responsabilidad en el misterioso deceso del fiscal.

EL CASO NISMAN SOBRE LA MESA

A principios de enero, Alberto Fernández dijo que no hay una "prueba seria" que apunte a que "mataron" al fiscal, en unas declaraciones radiales que hizo tras haber puesto en duda la teoría del suicidio en un documental estrenado el 1 de enero pero grabado hace tres años, antes de ser elegido como fórmula de Cristina Fernández para los comicios de octubre pasado.

"Me gustaría saber qué pasó con Nisman y si se suicidó quisiera saber por qué se suicidó", expresó Fernández en una entrevista en Radio 10 en la que, entre otros asuntos, fue consultado por el caso Nisman, después de que la plataforma Netflix estrenó la miniserie "El fiscal, la presidenta y el espía".

Fernández, exjefe de Gabinete de los Gobiernos de Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández (2007-2015), que a fines de 2017 limó asperezas con ella tras una década distanciados, es uno de los muchos entrevistados en ese documental, que según describe la sinopsis oficial versa sobre la "muerte sospechosa" de Nisman.

"Hasta el día de hoy, dudo de que se haya suicidado”, opinó Fernández en la entrevista, grabada en 2017.

(c) Agencia EFE