Presidente argentino reforma gobierno con un superministro

·2  min de lectura
ARGENTINA-FERNANDEZ GABINETE (AP)
ARGENTINA-FERNANDEZ GABINETE (AP)

El presidente argentino Alberto Fernández jugó una última carta para intentar salir de una tormenta económica que ha puesto en duda la gobernabilidad con una profunda reforma de su gabinete y la designación de un “superministro” al frente de áreas estratégicas de la administración.

El mandatario peronista desplazó el jueves a la ministra de Economía, Silvina Batakis, a menos de un mes de su designación y nombró a Sergio Massa, actual presidente de la Cámara de Diputados, al frente de un nuevo “superministerio” que incluirá Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura, Ganadería y Pesca, informó el gobierno en un comunicado.

Massa también será responsable de relaciones con los organismos internacionales, bilaterales y multilaterales de crédito.

Batakis había asumido el 4 de julio en reemplazo de Martín Guzmán, quien había renunciado en medio de la tensión entre el presidente Fernández y su vicepresidenta y exmandataria Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) por el manejo económico.

La ahora exministra, que acababa de regresar de una gira por Estados Unidos en la que había presentado su plan económico a las autoridades de la secretaría de Tesoro y del Fondo Monetario Internacional (FMI), asumirá como presidenta del Banco Nación.

En tanto, Julián Domínguez, titular de Agricultura, presentó la renuncia y Daniel Scioli, ministro de Producción, regresará a su anterior cargo como embajador de Brasil que había abandonado hace poco más de un mes.

De perfil moderado, buena relación con sectores del establishment económico y Estados Unidos, la llegada de Massa se presenta como la última apuesta del presidente Fernández para salir de una crisis económica que combinada con una inflación superior al 60% en los últimos 12 meses, la carga de un endeudamiento externo por más de 100.000 millones de dólares, escasez de reservas en el Banco Central y restricciones cambiarias amenaza la estabilidad del propio gobierno, cuyo mandato concluye en diciembre de 2023.

Massa, de 50 años, es una de las figuras principales de la coalición gobernante como líder del Frente Renovador, una corriente de centro dentro del peronismo. La otra es Fernández de Kirchner, del ala de centro-izquierda, quien todavía no se ha pronunciado sobre los cambios en el gabinete.

El nuevo “superministro” fue jefe de gabinete durante el segundo gobierno de Fernández de Kirchner. Luego se distanció de la dirigente y fundó una nueva fuerza con la que se presentó como candidato a la presidencia en 2015.

Massa asumirá la semana próxima luego que la Cámara de Diputados designe a su reemplazante.

No es la primera vez en la historia del país sudamericano que un ministro concentra tanto poder. En la década de 1990 Domingo Cavallo también tuvo bajo su control todas las áreas económicas del gobierno.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.