Presidente argentino recibe primera dosis de vacuna Sputnik V tras autorización para mayores de 60 años

·2  min de lectura
El presidente de Argentina, Alberto Fernández, sostiene un frasco que contiene un suero terapéutico equino para el tratamiento de pacientes con enfermedad por coronavirus

BUENOS AIRES, 21 ene (Reuters) - El presidente de Argentina, Alberto Fernández, recibió este jueves la primera dosis de la vacuna Sputnik V contra el COVID-19 en un hospital al oeste del Gran Buenos Aires, se informó oficialmente.

La medida se tomó un día después de que el ente regulador de medicamentos argentino ANMAT recomendara al Ministerio de Salud la aplicación de la vacuna rusa a personas mayores de 60 años.

"El mandatario nacional reafirmó la seguridad y eficacia de la vacuna y reiteró que su prioridad es que llegue a la mayoría de los argentinos en el menor tiempo posible", dijo un comunicado de presidencia.

Agregó que el jefe de Estado "quiere contar con todas las vacunas que estén a disposición y destacó el trabajo realizado para lograr la aprobación que finalmente ANMAT dio ayer (miércoles) a la vacuna Sputnik V para los mayores de 60 años".

Según la ANMAT, la vacuna reportó un rango de eficacia del 91,8% en mayores de 60 años.

El fin de semana arribó a Argentina un segundo envío de 300.000 dosis de la vacuna Sputnik V, para continuar con el plan de vacunación planificado por el país austral para controlar el avance de la pandemia en el país.

Argentina espera recibir en lo que resta de enero otros cinco millones de dosis de la vacuna rusa -que se aplica en dos dosis- y en febrero 14,7 millones dosis adicionales.

Paraguay se convirtió esta semana en el octavo país fuera de Rusia en aprobar la vacuna Sputnik V, desarrollada por el Instituto Gamaleya de Moscú. Otros países que aprobaron el uso de emergencia de la vacuna son Bolivia, Venezuela, Argelia y Serbia.

Los casos positivos de COVID-19 en Argentina totalizan 1.831.681 al miércoles, con 46.216 personas fallecidas, dijo el Ministerio de Salud.

(Reporte de Jorge Otaola; Editado por Hernán Nessi)