El presidente argentino pide respetar las elecciones "en marcha" en América Latina

Buenos Aires, 27 oct (EFE).- El presidente de Argentina, Alberto Fernández, reclamó este jueves que se respete la democracia y no "se tergiversen" los procesos electorales que están en marcha en América Latina, y llamó a ponerse "muy duros" con los "cultores del odio", cuando restan solo tres días para las elecciones de Brasil.

Sin referirse directamente a los comicios que el domingo enfrentarán al presidente brasileño, Jair Bolsonaro, y al exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), Fernández hizo alusión a "estos tiempos de desazón", en los que "los cultores del odio tienen mucha facilidad para sembrar su prédica"

"Porque en una sociedad desalentada, las palabras más violentas surten más efecto que las palabras reflexivas", dijo el mandatario argentino al encabezar en Buenos Aires la apertura de la primera reunión conjunta desde 2018 entre ministros de Exteriores de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y de la Unión Europea (UE).

En su largo discurso acerca de los retos en común entre ambos bloques, Fernández llamó a la reflexión "a todo el continente" latinoamericano: "No quiero que en ningún lado no se respete la democracia, el veredicto popular, que en ningún lado se tergiversen los procesos electorales que están en marcha".

"Porque tenemos que ponernos muy duros con los violentos y cultores del odio. Ya no hay más lugar para seguir sufriendo", sentenció.

Antes, el mandatario había subrayado que América Latina es una "zona de paz", donde los conflictos se resuelven "conversando", y puso como ejemplo que el primer presidente de la Celac, en 2011, fue el entonces jefe de Estado chileno Sebastián Piñera.

"Y cuando terminó su mandato, se lo dio a (el entonces presidente cubano) Raúl Castro, y eso demuestra que podemos convivir en la diversidad respetándonos", consideró.

En Brasil, Lula -con quien Fernández mantiene una estrecha relación de afinidad política- ganó la primera vuelta de las elecciones, celebradas el 2 de octubre, con un 48,4 % de los votos, frente al 43,2 % que obtuvo Bolsonaro, que aspira a un nuevo mandato de cuatro años.

Como ninguno obtuvo más del 50 %, ambos se medirán el domingo en una segunda vuelta para la que parte como favorito el exmandatario, con una ventaja de entre cuatro y siete puntos sobre el líder ultraderechista, según los sondeos.

Bolsonaro, quien en diversas ocasiones ha insinuado que podría no reconocer el resultado de las urnas en caso de un triunfo de su adversario, acusó este miércoles a la Justicia electoral de maniobrar en favor de la candidatura de Lula.

(c) Agencia EFE