La nueva ministra ratifica el rumbo económico de Argentina en medio de tensiones

·4  min de lectura

Buenos Aires, 4 jul (EFE).- Silvina Batakis asumió este lunes como nueva ministra de Economía de Argentina y ratificó el programa económico del Gobierno de Alberto Fernández, en medio de tensiones en los mercados y una creciente división en la coalición oficialista.

Batakis, una economista de perfil heterodoxo, prestó juramento en una ceremonia encabezada por Alberto Fernández y en la que estuvo ausente la vicepresidenta del país, Cristina Fernández, que mantiene abiertas diferencias con el jefe de Estado respecto a la gestión de la economía.

Fueron en el marco de estas críticas de la vicepresidenta que Martín Guzmán, un hombre alineado con Alberto Fernández, renunció el pasado sábado como ministro de Economía, una decisión que exacerbó aún más la incertidumbre que ya venía dominando el comportamiento de los mercados en las últimas semanas.

Batakis no asumió el cargo ni dio sus primeras definiciones sino hasta la hora del cierre del mercado bursátil, donde las dudas de los inversores sobre el rumbo de la política económica se tradujeron en un fuerte salto en las cotizaciones del dólar estadounidense hasta precios récord y una caída generalizada en los valores de bonos y acciones argentinas.

CONTINUIDAD DEL PROGRAMA

Tras prestar juramento, hizo una breve comparecencia ante la prensa en la que aseguró que dará continuidad al programa económico que el presidente Fernández "vino marcando", un plan cuyas líneas y metas quedaron plasmadas en el acuerdo de refinanciación sellado en marzo pasado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y que ha sido cuestionado por sectores kirchneristas que responden a Cristina Fernández.

"Vamos a continuar con el programa económico. Yo creo en el equilibrio fiscal y creo que tenemos que avanzar en ese sentido", aseguró Batakis, quien sostuvo además que trabajará para que se generen más puestos de trabajo, para incrementar las exportaciones, "revalorizar" el peso argentino y "conseguir más reservas" monetarias.

Según lo pactado con el FMI, el país suramericano debe reducir este año su déficit fiscal primario al 2,5 % del producto interno bruto (PIB) -desde el 3 % en 2021- y la asistencia monetaria por parte del Banco Central al Tesoro al 1 % del PIB -desde el 3,7 % en 2021-.

Además, debe sumar 5.800 millones de dólares a las reservas del Banco Central, en un escenario de escasez de divisas.

La economía argentina logró crecer el año pasado 10,4 % tras tres años de severa recesión, pero este año la actividad ha perdido vigor, mientras que la elevada inflación, uno de los principales problemas macroeconómicos del país, se ha acelerado.

PRIMERAS DEFINICIONES

En la noche del lunes, Batakis, en su primera entrevista como ministra, calificó la inflación como el "gran problema que carcome la vida de los argentinos", un problema que abordará con múltiples instrumentos.

Con respecto a las restricciones a las divisas para importar, dijo al canal C5N que es necesario "planificar y ser eficientes" en la asignación de las reservas para que estén a disposición del crecimiento económico.

Ratificó por otra parte que avanzará en la segmentación de las tarifas de gas y electricidad, una medida comprometida con el FMI, clave para reducir la carga de subsidios que afronta el Estado en este segmento y también cuestionada por el kirchnerismo.

Adelantó además cambios para trabajar con personas "de confianza" en el área de Energía, en manos actualmente de funcionarios alineados con la vicepresidenta.

Con respecto a la reacción este lunes de los mercados, dijo que apela a que le "conozcan un poco más", al tiempo que prometió tener un "diálogo permanente" e inmediato con los empresarios.

DIÁLOGO CON LA VICEPRESIDENTA

Entre las personas a quienes Batakis agradeció tras prestar juramento estuvo la vicepresidenta, quien desde el año pasado venía reiterando abiertas críticas a la gestión de Guzmán, en particular al progresivo ajuste fiscal emprendido por el ahora exministro.

Batakis tiene como antecedente haber sido, entre 2011 y 2015, ministra de Economía de la provincia de Buenos Aires, cuando estaba gobernada por el peronista Daniel Scioli, y, desde 2019, secretaria de Provincias del Ministerio del Interior que conduce Eduardo 'Wado' de Pedro, uno de los ministros más cercanos a la vicepresidenta.

La nueva ministra dijo que se comunicó este lunes con Cristina Fernández.

"Me felicitó. Le dije qué pensaba hacer con el gabinete (ministerial) y ella estuvo de acuerdo. No ahondamos en ningún tema en particular", contó.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.