Presidente argentino dice "empieza verse el horizonte" en lucha COVID-19 tras acuerdo vacuna rusa

·2  min de lectura
Foto de archivo del presidente de Argentina, Alberto Fernandez.
Foto de archivo del presidente de Argentina, Alberto Fernandez.

BUENOS AIRES, 3 nov (Reuters) - El presidente argentino Alberto Fernández dijo el martes que "empieza a verse el horizonte" en la lucha contra el COVID-19, un día después de que anunciara que su país recibiría en diciembre 10 millones de dosis de la vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus.

Argentina es uno de los países con mayor número de casos de contagios de coronavirus del mundo. Según datos oficiales, se han reportado 1,18 millones de casos de la enfermedad, de los que 31.623 fallecieron. El país tiene una población de cerca de 45 millones de habitantes.

Sin embargo, el lunes Fernández sorprendió al anunciar que, tras tratativas diplomáticas hasta ese momento desconocidas, el Gobierno argentino y Moscú acordaron la entrega de 10 millones de vacunas Sputnik V a Argentina en diciembre, con 15 millones potenciales dosis más en enero.

"Estábamos muy preocupados por ver donde estaba el horizonte. El horizonte empieza a verse y por eso tenemos que ser optimistas", dijo Fernández en un acto televisado. "Por eso tenemos que estar mas tranquilos que nunca. Nunca estuvimos tan cerca de ponerle fin a la enfermedad", señaló.

Según Fernández, la vacuna del Gobierno del presidente Vladimir Putin está finalizando la fase tres de desarrollo y el mandatario descartó dudas de la oposición con respecto al proyecto de Rusia, al que calificó como una potencia científica.

"No le preguntamos a nadie qué ideología tiene la vacuna. Lo que le preguntamos es si salva vidas de argentinos y si salva vida de argentinos vamos y la compramos, y la inyectamos en los argentinos", dijo Fernández. "No me importa quien es el que la produce".

Además del alto número de contagios, la ya golpeada economía argentina se vio aun más resentida por los efectos económicos de la pandemia. El Gobierno aplicó fuertes restricciones a la circulación en marzo por el COVID-19, que han sido moderadas en partes del país en las últimas semanas.

(Reporte de Juan Bustamante; Escrito por Walter Bianchi y Maximilian Heath; Editado por Javier Leira)