Presidente argentino confía en crecimiento económico y honrar deuda en diálogos con titular del Banco Mundial

·3  min de lectura
El presidente de Argentina, Alberto Fernández, lee su discurso en la apertura de sesiones ordinarias del Congreso Nacional en Buenos Aires

BUENOS AIRES, 24 mar (Reuters) - El presidente de Argentina, Alberto Fernández, ratificó el miércoles su confianza en que el país saldrá de la recesión y podrá afrontar la deuda externa, en diálogos por videoconferencia con el titular del Banco Mundial (BM), David Malpass.

En la conversación se abordaron la situación social y económica doméstica y la cartera de inversiones que tiene el organismo en la Argentina con el objetivo de sentar las bases para lograr un desarrollo sostenible de mediano y largo plazo.

El jefe del BM enfatizó en la importancia de complementar las medidas de estabilidad macro con acciones en apoyo de la inversión impulsada por el sector privado, incluidas políticas que faciliten la entrada de empresas y amplíen el acceso al crédito, incluso a través de servicios financieros digitales.

En un reporte de la entidad desde Washington enfatizó en la necesidad de políticas fiscales y comerciales cuidadosamente diseñadas que reduzcan los subsidios energéticos regresivos de Argentina y brinden apoyo a la educación.

La tercera economía de Latinoamérica viene de acumular una recesión de casi el 15% en los últimos tres años, con alto inflación y pobreza con desempleo impulsada por la pandemia de coronavirus. El ministro de Economía, Martín Guzmán, dijo recientemente que el país podría expandirse hasta un 7% en 2021.

El Gobierno negocia con el Fondo Monetario Internacional (FMI) el reemplazo de un fallido programa acordado en el 2018 durante el Gobierno del expresidente Mauricio Macri, por el que Argentina actualmente debe unos 45.000 millones de dólares al organismo y enfrenta una serie de vencimientos que no puede cancelar.

"Tenemos confianza que con un crecimiento armónico y equitativo podremos salir adelante, prestando atención a quienes más lo necesitan", afirmó el presidente de acuerdo a un comunicado oficial. "Se vive un proceso de cambio en América Latina, y la Argentina quiere poder hacer su aporte en la región".

Más temprano, la vicepresidenta Cristina Fernández recalcó en un acto público a 45 años del último golpe militar que "no podemos pagar la deuda porque no tenemos la plata", y solicitó algún gesto de Estados Unidos para solucionar el tema luego del amplio apoyo brindado a la gestión de Macri.

Operadores dijeron que esta declaración impulsó un saltó en el riesgo país del banco JP.Morgan en un 3,3%, a 1.573 puntos básicos. Los mercados argentinos permanecieron cerrados por un feriado nacional por el 'Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia'.

Argentina cuenta con una cartera de 26 préstamos con el BM por 6.149 millones de dólares, de los cuales restan desembolsar 2.066 millones. La entidad ratificó su apoyo para aprobar nuevos proyectos de inversión por más de 2.000 millones de dólares este año en áreas de infraestructura, salud, protección social, empleo y cambio climático.

Durante la conversación entre el mandatario argentino y Malpass se analizó la situación internacional con respecto a las vacunas contra el COVID-19 y Fernández enfatizó en la necesidad de existir una distribución equitativa, "ya que debe ser concebida como un bien global al que todos los países puedan acceder", concluyó el parte oficial.

Los directores ejecutivos del FMI apoyaron una asignación especial de 650.000 millones de Derechos Especiales de Giro (DEGs) para paliar la crisis del COVID-19, por lo que Argentina recibirá unos equivalentes a 4.354 millones de dólares para reforzar las alicaídas reservas del banco central (BCRA).

El ministro de Economía, Martín Guzmán, celebró la decisión del organismo como "un logro importante (...) en un momento muy difícil para el mundo".

(Reporte de Jorge Otaola)