El presidente de Angola promete "diálogo" tras ser reelegido

·3  min de lectura

El presidente de Angola, Joao Lourenço, reelegido para un segundo mandato tras la ajustada victoria del partido gobernante en las elecciones de este país africano, prometió el lunes "diálogo".

"Es un voto de confianza, que nos da la inmensa responsabilidad de promover el diálogo y la concertación", dijo en la sede del Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA) en Luanda, la capital del país, en su primer discurso tras el anuncio de los resultados oficiales.

El MPLA, en el poder desde que el país se independizó de Portugal en 1975, obtuvo el 51,17% de los votos, según los resultados definitivos anunciados el lunes por la Comisión Nacional Electoral (CNE).

El primer partido de la oposición, la Unión Nacional para la Independencia Total de Angola (Unita), sumó el 43,95% de los votos en el escrutinio celebrado el miércoles.

"La CNE proclama a Joao Manuel Gonçalves Lourenço, presidente de la República", dijo el presidente de la comisión, Manuel Pereira da Silva.

En Angola no hay elecciones presidenciales y el cabeza de lista del partido ganador de las legislativas es investido automáticamente como jefe de Estado.

El MPLA, que en las elecciones de 2017 se impuso con el 61% de los votos, obtuvo esta vez su resultado más ajustado. En 2012 había obtenido el 71,84% de los votos.

El partido conserva la mayoría en el parlamento con 124 escaños de los 220 pero pierde la mayoría de dos tercios que le permitía aprobar leyes sin el apoyo de otro partido.

Varios miembros del CNE no firmaron los resultados finales. La oposición impugnó la semana pasada los resultados preliminares, que ya daban como ganador al MPLA.

Unita, que dice haber hecho su propio recuento, afirma haber obtenido más votos. Los partidos tienen 72 horas tras el anuncio de los resultados para acudir al Tribunal Constitucional e impugnarlos.

Antes de las elecciones la oposición y algunos medios públicos advirtieron del riesgo de fraude y los observadores de la Unión Africana y de la Comunidad de Desarrollo de África Austral expresaron la semana pasada su "preocupación", en particular por las listas electorales.

- Ganas de cambio -

La oposición, impulsada por un creciente deseo de cambio en un país rico en recursos naturales pero sumido en graves dificultades económicas, es más fuerte que nunca, con 90 escaños en el Parlamento.

El partido de Adalberto Costa Junior, de 60 años, ha atraído especialmente a los jóvenes, una parte creciente del electorado, con promesas de reforma, reducción de la pobreza y medidas anticorrupción.

La generación nacida después de la guerra civil, que terminó en 2002 con un balance de 500.000 muertos en 27 años, ya no está tan unida al MPLA como sus mayores.

Más de la mitad de los 33 millones de angoleños viven por debajo del umbral de la pobreza, según el Banco Mundial.

Las calles de Luanda estaban en calma tras el anuncio de los resultados. Sin embargo, había camiones antidisturbios, constataron los periodistas de la AFP.

El día anterior, el país rindió su último homenaje al expresidente José Eduardo dos Santos durante un funeral nacional.

El ex jefe de Estado, fallecido el mes pasado en Barcelona, marcó la historia del país con 38 años de gobierno autoritario (1979 a 2017), empañado por acusaciones de corrupción y nepotismo.

clt-cld/cl/pc/mb