El presidente Alberto Fernández pidió a los talibanes “respetar el derecho internacional” en Afganistán

·4  min de lectura
El presidente Alberto Fernández participó hoy nuevamente de un encuentro de los líderes del G-20
Gentileza

El presidente Alberto Fernández condenó hoy al régimen de los talibanes en Afganistán y pidió “respetar plenamente el derecho internacional humanitario” en ese país asolado por la violencia. Se centró en la necesidad de proteger a “aquellas personas en riesgo inminente, en particular mujeres, niñas y niños”, luego de las repetidas denuncias por violaciones a los derechos humanos por parte del régimen, que llegó al poder a principios de septiembre luego de derrocar al gobierno constitucional afgano y tomar la capital, Kabul.

Menos aliados y más duros: al oficialismo se le aleja aún más la ilusión de alcanzar el quorum

“La Argentina sigue con interés y preocupación el desarrollo de los acontecimientos en Afganistán. En particular, la información con la que contamos sobre la situación humanitaria y de los derechos humanos justifican la atención que la comunidad internacional le está brindando a esta realidad”, afirmó el Presidente, de modo virtual, durante la reunión del G20 convocada por Italia para tratar el tema, y en apoyo a las acciones de Naciones Unidas en el convulsionado país asiático.

Basándose ene los informes de la Alta Comisionada de Derechos Humanos, la ex presidenta chilena Michelle Bachelet, “del Secretario General y de distintos procedimientos especiales de Naciones Unidas acerca de graves violaciones de derechos humanos y de restricciones a los derechos de las personas”, y sin mencionar la palabra “talibán” en su discurso , el Presidente reiteró “el llamamiento a todos los actores políticos en Afganistán, en particular aquellos que ejercen el poder, a respetar plenamente el derecho internacional humanitario y el derecho internacional de los derechos humanos, adoptando medidas urgentes para proteger a aquellas personas en riesgo inminente, en particular mujeres, niñas y niños, prestando atención a la situación de refugiados y desplazados internos, personas LGBTIQ(mas) y otros grupos en situación de vulnerabilidad”.

ARCHIVO - En esta fotografía de archivo del 15 de agosto de 2021, combatientes del Talibán toman el control del palacio presidencial en Kabul, Afganistán, después de que el presidente Ashraf Ghani huyera del país. (AP Foto/Zabi Karimi, Archivo)
ARCHIVO - En esta fotografía de archivo del 15 de agosto de 2021, combatientes del Talibán toman el control del palacio presidencial en Kabul, Afganistán, después de que el presidente Ashraf Ghani huyera del país. (AP Foto/Zabi Karimi, Archivo)


ARCHIVO - En esta fotografía de archivo del 15 de agosto de 2021, combatientes del Talibán toman el control del palacio presidencial en Kabul, Afganistán, después de que el presidente Ashraf Ghani huyera del país. (AP Foto/Zabi Karimi, Archivo)

En otro tramo de su discurso, el presidente afirmó que “la Argentina condena todas las acciones que pongan en peligro la seguridad, la integridad física y psíquica de las mujeres, las adolescentes y las niñas y los niños en Afganistán, y expresa su preocupación por todo retroceso de los avances alcanzados hacia el logro de la igualdad de género en ese país”. También llamó a la comunidad internacional a “incrementar sus esfuerzos en el marco de los mecanismos multilaterales existentes así como redoblar el apoyo necesario para evitar un deterioro de la situación humanitaria”.

Pidió además explorar « formas de contribuir al mantenimiento de los servicios sociales esenciales y discutiendo formas de movilizar recursos que preserven a la economía afgana de una crisis económica y financiera que agrave la situación humanitaria ».

El Presidente adelantó además que la Argentina se propone recibir como refugiados a personas que abandonaron el país, como lo hicieron miles de afganos al enterarse que el régimen talibán había regresado al poder. “La grave situación humanitaria en Afganistán, que nos interpela como miembros de una comunidad de naciones, requiere abordajes solidarios, flexibles y creativos. La Argentina, fiel a su tradición de hospitalidad y respeto por los derechos humanos y por el derecho internacional, está trabajando en ese sentido con la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados”, dijo el Presidente.

“Alegaciones de actos terroristas”

En el último tramo de su discurso, el Presidente condenó “actos de violencia en Afganistán, e incluso de alegaciones de actos terroristas”. Y agregó que “más allá de que el tema deba ser analizado en el foro adecuado, la Argentina reitera una vez más su condena al terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, y considera que los actos terroristas no sólo constituyen una amenaza a la paz y seguridad internacionales sino que son una amenaza a la dignidad humana, a la convivencia pacífica y civilizada, a la estabilidad política y a la consolidación de la democracia y el desarrollo económico y social de las naciones”.

Lo escucharon, además del primer ministro de Italia, Mario Draghi; los presidentes de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan; de Francia, Emmanuel Macron; de España, Pedro Sánchez; y de Indonesia, Joko Widodo; la canciller de Alemania, Angela Merkel, en uno de sus últimos días como canciller alemana. Se sumó sobre el final de su exposición el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden.

También los primeros ministros de Australia, Scott Morrison; Canadá, Justin Trudeau; y de India, Narendra Modi; el secretario de Estado de los EE.UU. , Anthony Blinken; el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel; la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen; la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva; el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres; y el titular del Banco Mundial, David Malpass.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.