El presidente Alberto Fernández dice que la Corte Suprema argentina "está mal"

Agencia EFE
·2  min de lectura

Buenos Aires, 7 feb (EFE).- El presidente de Argentina, Alberto Fernández, aseguró que la Corte Suprema del país "está mal", ya que "es un tribunal muy poco calificado socialmente", y que hace años "era un tribunal prestigioso".

"La justicia tiene que darse cuenta de que está funcionando mal. (...) Cuando yo le planteo a la Argentina que hay que revisar el funcionamiento de la Corte, no es porque estoy presionando a la Corte. La Corte está mal y lo que era un tribunal prestigioso en los años de Néstor (Kirchner, presidente del país entre 2003 y 2007) hoy es un tribunal muy poco calificado socialmente", afirmó durante una entrevista con Página 12 publicada este domingo.

Señaló que, según su criterio, el principal problema de la Corte radica en "el alcance del recurso extraordinario", por lo que no considera que se vaya a corregir modificando el número de miembros del tribunal.

"Supongamos que ampliamos a 9, a 12, a 44 miembros la Corte Suprema. Mientras siga con las mismas lógicas del presente, donde uno llega con un recurso extraordinario y con arbitrariedad dicen cuál toman y cuál no, nada va a servir. Hay un problema de inicio de origen en el funcionamiento de la Corte que es el alcance del recurso extraordinario", agregó.

El mandatario consideró que "la Corte tiene que volver a hacer lo que originalmente fue en la Constitución", y destacó que esta situación le genera "impotencia".

"Tengo cierta impotencia porque es un poder autónomo en la República y como yo soy un republicano de verdad, respeto esa autonomía, pero no quiere decir que yo avale lo que ellos hacen", subrayó.

También se refirió a la expresidenta (2007-2015) y actual vicepresidenta Cristina Fernández, quien tiene abiertas varias causas en su contra por presunta corrupción, y sobre ella dijo que "quiere que haya un sistema legal que le permita probar su inocencia y no un sistema de persecución que no quiere escucharla".

(c) Agencia EFE