La presidenta de Nepal disuelve el Parlamento en medio una crisis de poder

Agencia EFE
·2  min de lectura

Katmandú, 20 dic (EFE) .- La presidenta de Nepal, Bidhya Devi Bhandari, disolvió el Parlamento nepalí este domingo a petición del gabinete del primer ministro, K.P. Sharma Oli ,y convocó a nuevas elecciones generales en abril y mayo del próximo año, un año antes de lo previsto.

Bhandari "ha respaldado la recomendación del Gobierno de disolver el Parlamento", y las elecciones para elegir a los nuevos miembros del Legislativo están programadas para el 30 de abril y el 10 de mayo del próximo año, dijo a Efe Tika Dhakal, miembro del equipo de comunicación para la presidencia nepalí.

La jefa de Estado aprobó la recomendación del Gobierno de Oli y del Consejo de Ministros de disolver la Cámara de Representantes en concordancia con la Constitución, informó la presidencia en un comunicado.

La medida que aún puede ser impugnada en la Corte Suprema, ha sido recibida por algunos sectores como un paso inconstitucional.

"El desarrollo político de hoy hundirá al país en una crisis política", dijo a Efe el abogado constitucionalista Bhimarjun Acharya, que considera la decisión contraría a la Carta Magna.

La decisión de disolver el Parlamento está precedida por una creciente disputa entre facciones del gobernante Partido Comunista de Nepal, que llegó al poder en febrero de 2018.

El primer ministro ha optado por la disolución del Parlamento en un momento en que la mayoría de los miembros de su partido se están preparando para destituirlo, aseguró a Efe un miembro cercano del equipo de Oli.

El Partido Comunista de Nepal (PNC) nació de una fusión entre el CPN-UML de Oli y el CPN (Centro Maoísta) del excomandante maoísta Pushpa Kamal Dahal.

Las dos fuerzas comunistas habían formado una alianza para las elecciones de 2017; esta unidad llevó a Oli a convertirse en el jefe del Gobierno más fuerte que ha visto el país en las últimas dos décadas.

Los roces entre las dos facciones de la alianza comenzaron el año pasado, cuando Dahal exigió un Gobierno que alternase el poder entre ellos.

Todos los ministros que pertenecen a la facción Dahal presentaron su renuncia a última hora de la tarde del domingo, horas después de que la presidenta Bhandari respaldara la recomendación del gabinete de Oli para la disolución de la Cámara de Representantes.

"Ya hemos dejado en claro que nos habíamos opuesto a la medida del primer ministro de disolver la Cámara de Representantes", declararon los ministros en un comunicado conjunto.

Nepal aprobó la Constitución en 2015 en medio de una profunda crisis política, y la formación de este Parlamento fue la última pieza para poner fin a una larga transición que comenzó en 2008 con el final de la monarquía, dos años después del final de la traumática guerra contra la guerrilla maoísta.

(c) Agencia EFE