La presidencia sueca de la UE dialoga con España sobre competitividad, según su embajador

Madrid, 12 ene (EFE).- El embajador de Suecia en España, Teppo Tauriainen, aseguró este jueves que la presidencia sueca del Consejo de la Unión Europea (UE) mantiene un diálogo con España -que asumirá el semestre europeo en julio- en cuestiones como la competitividad, una prioridad para la presidencia de turno de ambos países.

"Estamos en diálogo con España para asegurarnos de que hay continuidad y coherencia entre las presidencias", manifestó Tauriainen en un encuentro con medios de comunicación en la Embajada de Suecia en Madrid.

En esta línea, el diplomático sueco explicó que ambos países trabajan sobre "toda la agenda de la Unión Europea", pero matizó que algunos temas que Suecia ha puesto sobre la mesa para avanzar en los próximos meses se encuentran "también entre las prioridades españolas, como la competitividad".

"Es importante para nosotros, pero también lo es para España", subrayó, al tiempo que recordó que este es uno de los expedientes que se abordarán durante el Consejo Europeo extraordinario que España organiza en Granada el próximo octubre.

Asimismo, apuntó que habrá otros intereses comunes sobre los que ambos continuarán trabajando, entre ellos "la invasión ilegal, inaceptable y no provocada" de Ucrania por parte de Rusia y sus "profundas consecuencias para el suministro global de alimentos y energía" o la inflación.

La seguridad, la competitividad, la transición verde y energética y la defensa de los valores democráticos y del Estado de derecho son las cuatro prioridades del semestre sueco, recordó el embajador, cuestiones que "corresponden de manera simétrica con el programa de trabajo de la Comisión Europea", añadió por su parte la directora de la representación del Ejecutivo comunitario en España, María Ángeles Benítez.

"No podemos evitar la transición verde y digital", apuntó Benítez, si queremos "salir de estas crisis que nos azotan", agregó.

La reforma del mercado energético, las normativas relacionadas con la gobernanza económica y con el comercio, el refuerzo de la autonomía estratégica, las amenazas a los valores europeos o la cuestión migratoria serán otros elementos que la presidencia sueca deberá abordar y que podrá heredar el semestre español antes del cierre de la actual legislatura.

En esta línea, el embajador recordó el compromiso de Suecia de "intentar avanzar" en el pacto migratorio y de "progresar en los intereses comunes", dejando a un lado las "posiciones nacionales".

Por su parte, Benítez apeló a la "coherencia" para alcanzar consensos y cumplir los compromisos: "Hay cambios de presidencia y el acento se pone en diferentes expedientes, pero el rumbo es uno y es lo que cada presidencia tiene que mantener", concluyó.

(c) Agencia EFE