Presión dolarizadora: abrieron más fuerte que nunca los financieros y hay preocupación en el Gobierno

·4  min de lectura
El Gobierno designó a Marcos Ayerra como nuevo presidente de la Comisión Nacional de Valores (CNV)
CNV

Las cada vez más intensas intervenciones oficiales sobre el mercado ya no logran disimularlo: la presión dolarizadora está de regreso y eso pudo en alerta al Gobierno que -sabe- en una mala noticia cuando está a semanas de arrancar el cronograma que desembocará en las próximas elecciones parlamentarias.

¿Prueba de ello? El arranque muy firme que volvieron a tener en la jornada los denominados “dólares financieros”, categoría que incluye tanto al Contado con Liquidación (CCL) como al MEP o Bolsa, es decir, las dos maneras posibles de convertir pesos a dólares apelando a la compra venta de activos con cotización bursátil.

Y que esto ocurra apenas unas horas después de una gestión que encabezó el presidente de la Comisión Nacional de Valores (CNV), Adrián Consentino, para pedirles a los agentes de bolsa y operadores de mercado que “dejen de pulsear contra el Banco Central” cuando interviene vendiendo básicamente Global 30 para mantener bajo control los precios de estos tipos de cambio, un pedido que terminó de “blanquear” -por si hiciera falta- que la entidad que conduce Miguel Pesce es la principal encargada de esa tarea.

La jornada que cierra la semana mostró en el arranque subas de hasta 2,7% en el CCL, que venía de cerrar en baja a $166,41 tras otra intervención oficial récord anteayer, que lo llevó a superar los $171 y de hasta 1,4% en el MEP, que tocó los $167,97, $2,20 por encima de su cierre previo. Al cierre de esta nota, las sostenidas ventas de bonos por parte del Gobierno los estaban haciendo retroceder a $169,97 y 167,97 en promedio, repitiendo lo sucedido en las últimas ruedas pero sin lograr ya tapar el sol con las manos.

En el mercado hacen cuentas concluyen que la intervención del BCRA promedió en las últimas ruedas los US$15 millones, por lo se estima cerrará la semana sacrificando unos US$60 millones.

Dólares
Shutterstock


Dólares (Shutterstock/)

La presión dolarizadora se hizo tan notable que llevó en las últimas 48 horas a la conducción de la CNV a intentar una gestión disuasiva en una tanda de reuniones con operadores a agentes de liquidación y compensación (ALyC), aunque los asistentes se fueron de ella con un temor: que desde el ente se vuelva a intentar aumentar los plazos de tenencia de los activos involucrados en esta operatoria para tratar de disminuir operaciones y controlar las cotizaciones.

Hay que recordar que, al convertir al cepo en su súpercepo desde mediados de septiembre del año pasado, tanto el BCRA como la CNV habían ampliado hasta los 15 días, en algunos casos, los plazos para esta operatoria. Fruto de eso fueron los máximos de $195, 181,83 y $171,90 que tocaron el blue, el CCL y el MEP, respectivamente días después, ya durante octubre. “Hoy en el arranque ya el MEP quedó a apenas a 2,5% de aquel récord”, apuntó el analista financiero Andrés Reschini.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Ese descalabro propició días después, la intervención del Ministro de Economía, Martín Guzmán, para desautorizar parte de lo actuado e impulsar un recorte hasta los tres días a la permanencia mínima exigida entre compra y venta de un título (en enero se redujo a 24 horas) y volver a permitir la operación con no residentes, que había quedado bloqueada. “En las últimas semanas se ha observado un deterioro de las expectativas que no se condice con el proceso de normalización que se ha venido llevando adelante por lo que se decidió reordenar distintos aspectos normativos que afectan la operatoria en el mercado de capitales”, explicó el ministro entonces.

Por el momento, al menos en las reuniones entre operadores y autoridades de la CNV -según pudo reconstruir LA NACION-, no se habló de ninguna medida en ese sentido ni se plantearon hipótesis sobre otras. “Fueron reuniones con fines persuasivos”, coincidieron en describir los participantes tras pedido de anonimato por temor a sanciones.

Pero el temor sobre una nueva ampliación de plazos (incluso se especula que lo fijaría en cinco días) o una nuevo recorte en los cupos permitidos de operatoria, para que la intervención estatal no tenga que escalar y escalar, quedó instalado.

Para los analistas será como luchar contra molinos de viento, si no cambian las expectativas. “La presión va a seguir en tanto no haya un plan económico sólido que genere confianza. Las gestiones oficiales las veo como el intento por bajar la carne. Ni siquiera dieron resultado en el corto plazo porque por más que marquen el precios de los financieros al cierre durante casi toda la rueda -que es cuando se cursa el grueso de la operatoria- estuvieron para arriba”, recuerda Reschini en alusión al limitado alcance de las intervenciones oficiales, que sólo sirven para tratar de difundir precios por los medios pero no cambian la realidad de la rueda.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.