La presión a China por reformas en comercio no dará resultado: jefa de la OMC

Philip Blenkinsop
·2  min de lectura
Foto de archivo ilustrativa de una bandera china ondeando en Dandong, en la provincia de Liaoning

Por Philip Blenkinsop

BRUSELAS, 26 abr (Reuters) - Es más probable que China coopere con las reformas de comercio global si no considera que está siendo intimidada por otras potencias internacionales, dijo el lunes la jefa de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Ansiosos ante las poderosas empresas y consorcios estatales de China, Estados Unidos, la Unión Europea y Japón están presionando por reducciones a los subsidios de las industrias que, según afirman, distorsionan la economía mundial.

Pero sus propuestas requieren la aprobación unánime de los 164 miembros de la OMC, incluyendo China. También argumentan que Pekín ya no debería beneficiarse de concesiones para las naciones en desarrollo, en vista de que está en vías de convertirse en la mayor economía del mundo.

"También tenemos que demostrar que China no está siendo atacada ... Cuando China siente que está siendo atacada, y se trata solo de China, hay mucha resistencia", dijo la directora general de la OMC, Ngozi Okonjo-Iweala, en una conferencia organizada por el Comisión Europea.

"Los tratos que he tenido con China han sido muy constructivos y creo que si ponemos los hechos sobre la mesa sobre los efectos secundarios negativos de tales subsidios industriales y los compartimos con China (...) estarán dispuestos a analizar eso", añadió.

Pekín debe ser consciente de que sus políticas no solo afectan a las naciones ricas que se quejan, sino también a los países en desarrollo, dijo la directora de la OMC.

China sería más receptiva, dijo, si viera que la OMC aborda otros tipos de subsidios. Pekín quiere frenar los subsidios a la agricultura, que prevalecen en los mercados emergentes desarrollados y economía más grandes, y que a menudo ponen en desventaja a los países pobres.

Okonjo-Iweala dijo que los subsidios agrícolas globales alcanzaban alrededor de 1.000 billones de dólares por año y podrían llegar a 2.000 billones de dólares para el 2030.

(Reporte de Philip Blenkinsop. Editado en español por Marion Giraldo)