Presentará gobierno estatal presupuesto menor en 1,100 mdp para 2021

Alejandro Romo/ NW Aguascalientes
·3  min de lectura

El gobernador de Aguascalientes, Martín Orozco Sandoval, anticipó que debido a las condiciones económicas derivadas de la pandemia del Covid-19 se presentará un proyecto de paquete económico estatal para 2021 que será inferior en casi 1,100 millones de pesos a lo que el Congreso del Estado aprobó para 2020.

Refirió que antes de la pandemia se proyectaba un presupuesto superior a los 28 mil millones de pesos para el próximo año, sin embargo con el paso de los meses las expectativas se han ajustado y se han tenido que realizar modificaciones al presupuesto actual y al proyecto que se presentará al Congreso local antes del 31 de octubre.

“En total, este año ejecutaremos 27 mil millones de pesos, el próximo se estimaban con la inflación 28 mil 100 millones de pesos, y solamente enviaremos al Congreso 26 mil 997 millones de pesos, o sea que representará una caída real de 1,100 millones de pesos, con pequeños ajustes que podrían hacerse en los próximos 15 días, pero es un adelanto hacia el paquete económico y que tendremos que hacer ajustes necesarios a la baja”.

El mandatario subrayó que hoy más que nunca los gobiernos municipales y estatales, así como los organismos autónomos descentralizados deberán ajustar sus presupuestos para hacer más con menos, ya que prácticamente todos los rubros se verán afectados.

“Esperamos que los ayuntamientos, órganos autónomos y ciudadanizados, el Poder Judicial, el Poder Legislativo, entiendan la situación que estamos viviendo, que de ninguna manera la hemos provocado nosotros, es una realidad que vivimos por cuestiones de la pandemia y por cuestiones internacionales, la caída de la economía es a nivel mundial y por eso todos debemos hacer nuestro esfuerzo y ‘apretarnos el cinturón’, porque a todos nos va a afectar”, puntualizó.

En el caso de Aguascalientes, los conceptos con mayores reducciones para 2021 serán los ingresos libres disponibles y las participaciones federales, con decrementos de 661 y 583 millones de pesos, respectivamente.

“En ingresos libres disponibles tendremos una caída de 661 millones de pesos, mientras que en participaciones federales deberían de llegar el próximo año 10 mil 386 millones de pesos, y sólo llegarán 9 mil 801 millones, con una caída de 583 millones”.

A nivel local, también se estima que la recaudación de impuestos estatales también vaya a la baja, debido a la situación económica de muchas familias, en donde varios de sus integrantes se quedaron sin empleo o sufrieron reducciones en sus ingresos.

“Habrá una reducción en la recaudación de ingresos locales, por ejemplo este año se estimaban 1,624 millones de pesos, pero también fue a la baja por los meses que no se cobró y para el próximo año se estimaban 1,689 millones de pesos, pero realmente se estiman ahora 1,369 millones de pesos, es decir, una caída de 320 millones de pesos”, añadió.

Otros rubros que se recortaron son los ingresos fiscales y los convenios o pari passus, en los que participan los tres niveles de gobierno con cantidades equitativas de recursos para apoyar diversos proyectos sociales.

Por el contrario, Orozco Sandoval afirmó que el único concepto que tendrá un incremento para el 2021 son las aportaciones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, con las que Aguascalientes recibiría 347 millones de pesos más que lo que se recibió en 2020.

“Las aportaciones vienen a la alza, vienen incrementos principalmente en salud, por el tema de la pandemia, y en seguridad pública”.

A pesar de las difíciles condiciones económicas que tendrá el estado en 2021, no se vislumbra un nuevo endeudamiento, indicó el mandatario estatal, quien dijo que antes de ellos se priorizará la realización de proyectos de obra pública a través del modelo de asociaciones público- privadas (APP), con inversiones prolongadas a 20 o 30 años que no demanden una elevada carga de pago para las próximas administraciones estatales.

“Yo no acudiré al endeudamiento, yo acudiría a algunas APP para poder darle mucho plazo a las próximas administraciones, compromisos no a corto plazo sino a 20 o 30 años para que los próximos gobiernos tengan margen de maniobra en el semáforo de endeudamiento en la Ley de Disciplina Financiera”, concluyó.