Presentará denuncia contra policías por balazos en protesta feminista

·2  min de lectura

CANCÚN, QR., noviembre 9 (EL UNIVERSAL).- La alcaldesa de Cancún, Mara Lezama, lamentó y reprobó a través de un video publicado en sus redes sociales que policías estatales reprimieran y dispersaran a balazos una protesta feminista en esta ciudad.

"El día de hoy se llevaron hechos lamentables para nuestra ciudad, hechos lamentables para nuestra gente, una manifestación feminista fue reprimida con violencia por la policía estatal", expresó.

Asimismo, pidió que se ejerza toda la fuerza para castigar a los culpables y así "no haya impunidad". También agregó que presentará denuncias penales contra los uniformados que "actuaron de forma indebida, ilegal e inmoral".

Lezama aseguró que el movimiento "para reivindicar los derechos de la mujer en México" tienen todo su respaldo. Por ello, mencionó que ya exigió a la Fiscalía que sean liberadas "de inmediato", las personas que fueron detenidas durante el operativo.

Además, se deslindó del hecho al detallar que el gobierno municipal de Cancún no tiene a su cargo elementos de policía, "estos están a cargo del mando único estatal", refirió.

Este lunes, policías municipales de Cancún hicieron disparos al aire para dispersar a un grupo de manifestantes que protestaba afuera del palacio de gobierno contra los feminicidios en la entidad.

--Gobernador de Quintana Roo reprueba violencia

El gobernador de Quinta Roo, Carlos Joaquín González, a través de sus redes sociales, reprobó "los actos de violencia" ocurridos en Cancún y aclaró que dio "instrucciones precisas de NO agresiones y NO armas en las marchas" programadas para este día.

"Investigaré al irresponsable que dio instrucciones diferentes a éstas y ha provocado toda esta situación complicada para la sociedad de Quintana Roo", escribió.

En tanto, el secretario de Seguridad Pública del estado, Alberto Capella, quien coordina el Mando Único, argumentó que como se encuentra fuera de la ciudad, debido al fallecimiento de su padre, no pudo estar a cargo de la estrategia para manejar o contener las protestas.

Su ausencia -dijo- derivó en "una falta de planeación y una enorme estupidez" en las decisiones tomadas, que se tradujeron en la detención de ocho personas, algunas de ellas lesionadas, reporteros heridos de bala y otros agredidos, de acuerdo con la Comisión Estatal de los Derechos Humanos.