Presentan solicitud a CFE para que cancele contrato en Unión Hidalgo

·2  min de lectura

OAXACA, Oax., abril 20 (EL UNIVERSAL).- La comunidad indígena de Unión Hidalgo y defensores de la tierra, en acompañamiento del Proyecto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (ProDESC), solicitaron formalmente a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que cancele de manera definitiva el contrato firmado con Electricité de France (EDF), para la operación de la central eólica Gunaa Sicarú.

"El proyecto Gunaa Sicarú no ha sido construido, excediendo los términos establecidos en el contrato firmado por la empresa EDF con la CFE, por lo cual la empresa productiva del estado tiene la posibilidad de terminar, sin perjuicio, este contrato leonino que establece beneficios y derechos a la empresa extranjera en detrimento del patrimonio de CFE", dijo Juan Antonio López, coordinador de Justicia Transnacional de ProDESC.

De acuerdo con la solicitud de los comuneros, EDF incumplió con la fecha de entrega y puesta en operación comercial, ya que el contrato estableció el 1 de enero de 2019 como la fecha final de entrada en operación de este parque eólico, lo que no sucedió; por ello, pide la cancelación del contrato, por incumplimiento de cláusulas y plazos.

El contrato señalado por la comunidad fue firmado entre CFE Suministro Básico y Eólica de Oaxaca S.A.P.I. de C.V – filial de Electricité de France (EDF) en México – que comprometió a esta empresa francesa a construir, operar y vender la energía generada por la central eólica Gunaa Sicarú.

"Hacemos un llamado a la CFE para que tome esta oportunidad histórica y comenzar a resarcir los daños que este proyecto ha provocado. El parque no va porque además de que no lo construyeron a tiempo, este proyecto nos ha costado tierra y patrimonio, no sólo a nosotros, sino a toda la nación. Gunaa Sicarú se tiene que cancelar", dijo Guadalupe Ramírez, habitante y defensora del territorio de Unión Hidalgo.

Esta central eólica busca asentarse en tierras comunales y construir 115 aerogeneradores con una capacidad total de 300 MW, de las más grandes en América Latina; una subestación, una línea de transmisión de 230 kV y vialidades internas en un polígono de 79 hectáreas pertenecientes a tierras comunales de Unión Hidalgo.

Con la solicitud presentada este martes, dirigida al director de la CFE, Manuel Bartlett, la asamblea de comuneros de Unión Hidalgo busca que la Comisión Federal de Electricidad escuche su reclamo y ponga fin a este proyecto. En días pasados, la comunidad denunció hechos de violencia en contra de defensores del territorio, como Edgar Martín Regalado quien fue víctima de un atentado con arma de fuego del que resultó ileso, en febrero.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.