Presentan programa del 43 Congreso Mundial de la Viña y del Vino

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 3 (EL UNIVERSAL).- Del 31 de octubre al 4 de noviembre, México será sede del 43° Congreso Mundial de la Viña y el Vino donde expertos de 48 países dialogarán para generar propuestas que buscan impulsar el desarrollo de la industrial mundial bajo tres líneas de acción: cambio climático, sostenibilidad y mercado post Covid-19.

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, el Gobierno de Baja California y el Consejo Mexicano Vitivinícola (CMV) presentaron el programa de actividades de este encuentro donde se busca incentivar el intercambio de ideas técnicas y científicas, la generación de negocios y visitas a las regiones vitivinícolas, para que líderes de todo el mundo conozcan de primera mano, las prácticas que realizan las bodegas en materia de microclimas, buenas prácticas agrícolas, enológicas y enoturismo.

De acuerdo con los organizadores, se espera la participación de 800 científicos, académicos, agrónomos, ampeólogos, enólogos, vitivultores, laboratoristas, sommeliers y expertos de todos los países productores de vino.

El Consejo Mexicano Vitivinícola señaló que la industria vive su mejor momento. En el sector agrícola representa la segunda fuente de empleos con 500 mil puestos de trabajo. Cada año se destinan 35 mil 822 hectáreas a la cosecha de uva y de éstas se producen 64 millones de litros de vino en 14 estados productores, a través del trabajo de 400 bodegas.

Lo anterior, aunado a la calidad del vino mexicano que ha ganado alrededor de mil 500 medallas en concursos internacional en los últimos años, muestra la relevancia de la industria y, por ello, la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) otorgó a México la sede de este encuentro científico sobre uva y vino más importante del mundo.

Por su parte, Víctor Villalobos Arámbula, secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, destacó que un componente clave del congreso es el replanteamiento del futuro de la vitivinicultura del país y del mundo ante los efectos del cambio climático, para garantizar calidad y volumen con un manejo sustentable de los recursos naturales.

Señaló que el un mercado muy competitivo cono es el vitivinícola, el vino mexicano se defiende por sí mismo por su calidad y por el trabajo que realizan miles de productores. Anotó que incursionar en un sector con una tradición de muchos años no es fácil. En su participación, la gobernadora de Baja California, Marina del Pilar Ávila Olmeda, sostuvo que en los últimos meses se ha construido una alianza para la prosperidad y al promoción del vino bajacaliforniano, contexto en este congreso constituye un factor elemental.

Detalló que el crecimiento de la industria ha sido tal, que en la actualidad el 70 por ciento del vino mexicano emerge de Baja California y sus ocho valles vitivinícolas, y el Valle de Guadalupe, sede del congreso, es uno de los principales, ya que presenta variedades de uva que permiten que el producto sea cada vez de mejor calidad.

"Nos honra, es un privilegio el poder ser sede y seguir demostrándole al mundo la calidad del vino mexicano desde Baja California", concluyó Avila Olmeda.

Por su parte, Hans Backhoff, presidente del CMV, señaló que se encuentran entusiasmados por recibir expertos de todo el mundo para que conozcan el trabajo del talento mexicano que hoy ha permitido que se haga y se beba vino en el país.

"Contamos con una industria de calidad, ingeniosa y robusta, resultado de décadas de trabajo en el campo y en la promoción de las bodegas".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.