Presentan iniciativa para acotar el uso de la fuerza policial en Nuevo México

Agencia EFE
·3  min de lectura

Phoenix (AZ), 1 feb (EFE News).- Con la bandera de “la violencia como último recurso para hacer cumplir la ley”, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) de Nuevo México presentó este lunes un nuevo proyecto de ley considerado el más “duro” en Estados Unidos, que busca reformar las tácticas que usa la policía al ejercer la autoridad, creando un estándar que regule el uso de la fuerza policiaca.

Debido a que Nuevo México lidera la nación con el índice más alto de muertes a manos de la policía, la ACLU y la senadora estatal Linda López presentaron las enmiendas que pretenden eliminar el “mosaico de políticas fallidas de uso de fuerza policial”.

“Nuestras leyes actuales que gobiernan el uso de la fuerza no han logrado proteger a las comunidades. Los agentes del orden en Nuevo México pueden usar fuerza letal incluso cuando no es necesario para su seguridad o la seguridad de los demás”, reconoció López en conferencia de prensa.

La senadora, quien es patrocinadora del proyecto de ley, afirmó que estas prácticas policiacas “han provocado angustias y tragedias para muchas personas en nuestras comunidades, especialmente las personas de color, que son víctimas desproporcionadamente de la violencia de las autoridades”.

La propuesta de ley busca establecer las “pautas claras” para el uso de la fuerza como último recurso y prohibir ciertos objetos, armas y tácticas peligrosos; y requieren mecanismos cruciales de rendición de cuentas y transparencia en todos los departamentos de seguridad.

“La violencia siempre debe ser el último recurso al hacer cumplir las leyes. El nuevo estándar de uso de la fuerza establecido por esta ley propuesta salvará vidas, mejorará la confianza de la comunidad en la aplicación de la ley y ayudará a construir departamentos de policía más seguros y efectivos”, aseguró León Howard, director legal de la ACLU de Nuevo México.

Mencionó que si el proyecto se cristaliza en ley, “Nuevo México liderará la nación al establecer la política de uso de la fuerza más fuerte del país, algo de lo que todos podemos estar orgullosos”.

Dijo que en los últimos años, Nuevo México ha estado constantemente en el primer o el segundo lugares en las tasas de muertes por parte de agentes policiales. En respuesta a esta epidemia de violencia policial, el nuevo proyecto de ley describe cambios de “sentido común” en la política del uso de la fuerza, haciendo que las fuerzas del orden público en todo el estado rindan cuentas a un estándar más alto.

Para lograrlo, la ley prohíbe el uso de ciertos tipos de fuerza “que han sido catastróficos para las comunidades”, como los estranguladores, el uso de balas de goma y gases lacrimógenos, así como tácticas peligrosas.

El proyecto aspira a implementar mecanismos cruciales de rendición de cuentas y transparencia al exigir que los departamentos de policía informen sobre las lesiones provocadas por oficiales, de forma que “el público pueda inspeccionar los registros relacionados con la mala conducta de los oficiales y que los departamentos publiquen sus políticas de uso de la fuerza”.

(c) Agencia EFE