Presentan acusación por falsos matrimonios en EEUU entre cubanas e italianos

·3  min de lectura

Miami, 3 sep (EFE News).- La propietaria de una consultoría de inmigración del sur de Florida y un grupo de cinco mujeres cubanas y cinco hombres italianos fueron acusados de "fraude matrimonial" al hacer uso indebido de la Ley de Ajuste Cubano, por lo que enfrentan penas de hasta 10 años de prisión, informó este viernes la Fiscalía.

Según un comunicado de la Fiscalía del distrito sur de Florida, a Yamira Sánchez, una residente de Miami de 47 años y propietaria de la consultoría Immigration Consultant and Immigration Corp., se le acusa de "ayudar a hombres extranjeros a obtener fraudulentamente sus tarjetas de residencia de los Estados Unidos".

El documento cita también la acusación a "los esposos-beneficiarios" Gennaro di Tommaso, de 32 años; Massimillano di Napoli (47), Fernando Sivo (25), Alessio Sarno (31) y Vincenzo Lopopolo (34), "por conspiración y fraude matrimonial", por lo que enfrentan hasta cinco años de prisión y una multa de hasta 250.000 dólares.

También, el ministerio público acusa a las "esposas peticionarias" Yaneisi Osorio Rodríguez, de 35 años; Emily Pérez (30), Jaileen Domínguez (23), Elizabeth Penalver (29) y Loi Torriente (29) de "conspiración, fraude matrimonial y un cargo de alentar ilegalmente un extranjero que resida en los Estados Unidos". Si son declaradas culpables, las mujeres enfrentan hasta 10 años de prisión y una multa de hasta 250.000 dólares, detalla el comunicado.

Según la acusación formal revelada esta semana en la corte de distrito federal en Miami, Sánchez, que ofrecía solicitudes de inmigración y otros servicios al público, fue quien reclutó a las mujeres para concertar matrimonios de conveniencia.

"Debido a que las mujeres habían nacido en Cuba, la Ley de Ajuste Cubano les permitió buscar beneficios migratorios expeditos para sus maridos extranjeros, como la residencia permanente legal inmediata en Estados Unidos en la mayoría de los casos", dice la Fiscalía.

"A cambio de miles de dólares de hombres que apenas conocían, las mujeres (...) se casaron con estos y presentaron peticiones de inmigración en su nombre, pidiendo al Gobierno de Estados Unidos que les otorgara el estatus legal de residencia permanente a sus 'maridos'", argumenta la acusación.

Esto permitió a los hombres residir permanentemente y trabajar legalmente en Estados Unidos, añade.

En 1966, el Gobierno de los Estados Unidos aprobó la Ley de Ajuste Cubano, que permite a los ciudadanos cubanos que llegan legalmente al país obtener un residencia permanente al cabo de un año y un mes.

"Fue Sánchez, a través de su empresa, quien preparó, certificó ante notario y presentó los trámites de matrimonio e inmigración necesarios para asegurar los beneficios de inmigración para los italianos", señala la acusación formal.

La acusación formal acusa a Sánchez de un cargo de conspiración para cometer fraude matrimonial y cinco cargos de alentar ilegalmente a un extranjero a residir en Estados Unidos. Si es declarada culpable, enfrenta hasta 10 años de prisión y una multa de hasta 250.000 dólares.

Los cargos a estas once personas fueron anunciados hoy por Juan Antonio González, fiscal federal interino para el Distrito Sur de Florida, y Anthony Salisbury, agente especial de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), Oficina de Campo de Miami.

Los acusados, que se encuentran en libertad bajo fianza, tuvieron su primera comparecencia esta semana ante el juez federal Edwin G. Torres.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.