Presenta iniciativa para que uso de cubrebocas sea obligatorio

·3  min de lectura

MORELIA, Mich., noviembre 9 (EL UNIVERSAL).- El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, anunció que a partir de este lunes arranca la segunda fase de la nueva convivencia en la entidad, con nuevas disposiciones sanitarias relacionadas a la pandemia de Covid-19.

El mandatario michoacano adelantó que este martes enviará al Congreso del Estado, una iniciativa de ley para que el uso del cubrebocas sea obligatorio y que esta misma semana saldrá el decreto con la nueva manera de convivencia mientras que advirtió que no dará marcha atrás con la reactivación económica.

En un mensaje público, Aureoles Conejo recordó en este sentido que desde el primero de junio, en Michoacán hay una reapertura económica "gradual y segura" del 50 por ciento.

"Gracias a esto, Michoacán es uno de los tres Estados con menores afectaciones económicas en el país, según datos del Inegi", expuso.

Destacó que Michoacán no se encuentra en un escenario de rebrote, pero que el gobierno del estado mantendrá los protocolos sanitarios y que la sociedad debe permanecer alerta.

"Es muy importante que tengamos claridad de que tampoco hay un plazo definido para curar la enfermedad, hasta que exista la vacuna", precisó.

Señaló que esto no significa vivir bajo el miedo o dañar la salud mental, sino aceptar que la forma de vida se ha modificado y que la primera responsabilidad es adaptarse a estas nuevas circunstancias.

Por ello, reiteró que el objetivo es reforzar todas las actividades de protección que la población debe de adoptar de forma permanente y privilegiar el uso de cubrebocas, lavado de manos y distanciamiento social, para reducir al mínimo los contagios y muertes por Covid.

"Nadie puede quedarse atrás. Si alguien no acata las medidas, el riesgo aumenta para todos. Esta misma semana se publicará el decreto que establece todas estas medidas".

Con la iniciativa de ley para el uso obligatorio del cubrebocas, enfatizó, se establecerán mecanismos para sancionar a los que no cumplan las medidas determinadas de esta fase.

Informó que en Michoacán se tiene que avanzar con pasos seguros y no retroceder en la reapertura económica que se inició el pasado mes de junio porque cerrar negocios y comercios, deja fuertes repercusiones en el bolsillo y bienestar de las familias.

"Sin embargo, seguir avanzando sólo será posible si contenemos la cantidad de contagios en el estado", consideró el jefe del Poder Ejecutivo en Michoacán.

Silvano Aureoles Conejo refirió que todos los municipios son importantísimos en esta segunda fase, pero que hay algunos que serán clave por su tamaño poblacional y por su lugar estratégico en las actividades económicas del estado. Esos son Morelia, Uruapan, Zamora, Lázaro Cárdenas y Zitácuaro.

De estos, lamentó que desde hace varias semanas, en Morelia no puedan reducir el contagio y la muerte, por lo que llamó a cerrar filas.

Aureoles Conejo reconoció que el reto más grande, es el regreso a clases presenciales que, "será la verdadera reapertura económica".

Para ello, subrayó, es necesario controlar los espacios públicos y cancelar todos los eventos masivos como ferias, jaripeos, posadas, peregrinaciones, etcétera.

También, el cumplimiento estricto de protocolos en tianguis, mercados y el comercio en general.

Asimismo, respetar la restricción de horarios y días en bares y restaurantes; el apego a protocolos en empresas, hoteles y restaurantes.